Dos semanas tardará la transferencia de petróleo desde el Nabarima

Petróleos de Venezuela ha comenzado la transferencia de petróleo desde el Nabarima, pero una operación más eficiente a gran escala recomendada por el socio italiano ENI aún depende de la aprobación de Estados Unidos y Venezuela, indicó Argus en una nota firmada por los periodista Patricia Garip y Canute James.

El uso de una barcaza BL 30000, permite que gradualmente se vaya transfiriendo crudo desde el Nabarima, un buque de almacenamiento que está en las aguas del golfo de Paria. Desde la barcaza, el petróleo se transfiere al Aframax Icaro de Panamá, con bandera de Pdvsa , con el objetivo de alcanzar sus 700.000 barriles de capacidad en unas dos semanas, según dos fuentes cercanas a la operación.

Cargado con alrededor de 1,3 millones de barriles de crudo de 23° API, el Nabarima ha estado amarrado en el campo petrolífero costa afuera Corocoro de la empresa conjunta PetroSucre operado por Pdvsa durante 10 años, pero ha sido sometido a un mantenimiento limitado, lo que genera temores de un derrame de petróleo catastrófico.

El socio minoritario de Pdvsa en PetroSucre es ENI, que ha dicho que busca la aprobación de Venezuela y una “garantía formal” de Estados Unidos antes de proceder con “soluciones de vanguardia” para retirar el petróleo del buque afectado.

Eni y los contratistas que estarían involucrados en la operación están esperando una carta del Departamento de Estado de Estados Unidos para asegurarse de que no se infrinjan las sanciones. La embajada de Estados Unidos en Trinidad y Tobago dijo el 16 de octubre que las sanciones a Venezuela no están diseñadas para “apuntar a actividades de seguridad, ambientales o humanitarias”. Pero dado el amplio alcance de las sanciones petroleras y financieras de Estados Unidos a Venezuela, las partes buscan una cobertura legal más sólida y específica antes de proceder con la operación y acordar el pago correspondiente de Pdvsa. Sus discusiones con Caracas continúan.

Destacando los riesgos, el Ícaro se encuentra entre varios petroleros que ya están sujetos a sanciones estadounidenses.

Pdvsa no ha ha emitido información oficial, aparte de afirmar a principios de septiembre que el Nabarima no representa ningún riesgo ambiental.

Si el Nabarima continúa siendo descargado de manera gradual por Pdvsa o mediante una operación más grande y eficiente sugerida por ENI, no está claro cómo se comercializará el crudo. ENI tiene derecho a su participación del 26% en PetroSucre, pero podría negociar para levantar un volumen mayor como pago por sus servicios de transferencia.

Eni y su socio español Repsol ya obtienen crudo venezolano como pago de Pdvsa por su producción de gas natural costa afuera en el campo Perla frente al oeste de Venezuela. Las transacciones se compensan con envíos de diésel con bajo contenido de azufre bajo una excepción de sanciones que Estados Unidos ha dicho que busca cerrar como parte de su campaña de “máxima presión” sobre Caracas.

 

 

Fuente: El Nacional