Amuay no está preparado para impulsar el turismo

«Ayer teníamos 20 horas sin luz, estamos sin gas y usamos es leña, pero con el vendaval y la lluvia no podíamos prender el fogón, pasamos el día sin comer y en la noche el más chiquito de la casa que va a cumplir dos años lloraba del hambre, pero no podíamos hacer nada, encerrados con el palo de agua, sacando agua de lluvia y de playa para no ahogarnos», dijo Zoila Sánchez, habitante de la calle 12 de Amuay, municipio Los Taques.

La comunidad tiene meses que no recibe agua por tuberías y en su defecto, sacan agua de un pozo profundo que cada uno hace en el solar de su casa; también agarran agua de lluvia que usan para bañarse y hasta cocinar; además pasan hasta 20 horas sin servicio eléctrico lo que les impide usar las cocinas eléctricas y con las fuertes lluvias tampoco han podido encender los fogones a leña.

En una desidia total viven los habitantes de Amuay. «Mi mamá está en cama, no la podemos ni alimentar porque pasamos 20 horas sin luz, esto no se aguanta. Ahora tenemos las casas inundadas por la lluvia y el agua de playa, pero también se petróleo. Ya no sabemos qué hacer», dijo Wilmer Sánchez.

En la comunidad los niños comen una o dos veces al día, depende si llueve o no ya que ninguna familia tiene gas y pasan la mayoría del tiempo sin luz. Además compran la comida del día, unos no tienen nevera, otros no tienen como comprar para varios días y ante la falta de pesca, resuelven con cualquier cosa, aunque esto implique, un pan o una galleta.

Fuente: Irene Revilla/ Notifalcón