Conductores denuncian a un par de bachaqueras que se adueñan de las colas por gasolina subsidiada

La avenida doctor Portillo amaneció este jueves 15 de octubre, llena de colas de vehículos con distintos terminales de placa para abastecerse de combustible por lo que resta de semana; sin embargo cada grupo maneja una cola para cada día y pese a ello, las denuncias por reventa de puestos no se hicieron esperar.

Un grupo que este jueves aún no tenía ticket para llenar sus tanques en la estación de servicios Valles, denunciaron amedrentamiento por parte de dos mujeres conocidas como «Las Morochas» que pernoctan en los alrededores de la estación de servicios y se adueñan de los primeros 40 puestos.

«Quién pelea con esa mujeres si uno anda en la calle y no sabe si quieran atentar contra uno, pero hacemos un llamado a los organismos competentes para que actúen y hagan algo al respecto porque el ciudadano común es el que queda de último y muchas veces sin poder abastecer», dijo María Araujo.

Otro ciudadano que estaba en la cola, comentó que ya tenían más de 24 horas en el lugar y no sabían qué número les iba a tocar, porque se percataron que delante de los que llevaban horas en la cola metieron otra fila de vehículos.

«No es justo que se bajen de la mula y puedan pasar por encima del que está en unas colas de dos días, cada vez estamos peor y los bachaqueros nunca faltan», argumentó Carlos Argüelles. Los conductores pasan días en los alrededores de las estaciones de servicios con el sistema Biopago para poder abastecer sus vehículos, sin embargo piden que las autoridades investiguen las reventas de puestos.

Irene Revilla/ Notifalcón