Alberto Fernández: “No cambié mi posición sobre Venezuela”

El presidente de Argentina Alberto Fernández, le dedicó al tema Venezuela una porción considerable en una entrevista concedida a un medio de ese país, donde sigue avalando la administración de Nicolás Maduro y alejado de Juan Guaidó.

Tras la pregunta de cuál Gobierno reconoce como legítimo en Venezuela el mandatario no dudo en reiterar a Maduro como presidente.

– “De Maduro. Además quiero aclarar que apenas llegue desconocí a Guaidó como Presidente y saqué a su representante como diplomática de Venezuela y habilité a 400 y pico de venezolanos que tenían su prohibición para entrar a la Argentina. Digo para poner las cosas en su punto justo. Bachelet sigue adelante con su tarea y hace un segundo informe. Allí sigue manifestando su preocupación por los derechos humanos y agrega que ha recibido más colaboración del gobierno de Venezuela. Marca inclusive un número de funcionarios que hoy en Venezuela están siendo procesados por violación a los derechos humanos o por violencia institucional. Y recomienda que se establezca una oficina permanente del Alto Comisionado de derechos humanos en Venezuela para seguir adelante con la tarea. Mientras tanto, nosotros, por invitación de Josep Borrell, el Canciller de la Unión Europea, nos sumamos al grupo de contacto. Y pedimos que México se sume con nosotros y los dos nos sumamos”.

– “Con todos lo hablé. Con Macron, Merkel, Conte, Sánchez, Borrell. Rechazaron la intervención militar y cualquier tipo de intervención en la vida interna de Venezuela y promovieron el diálogo, teniendo en cuenta las denuncias planteadas por el Alto Comisionado de la ONU. En ese contexto, el Grupo de Lima le pide a ONU la formación de una comisión especial para que investigue el tema Venezuela porque empezó a sentir que Bachelet estaba diciendo que Maduro estaba colaborando. Solamente eso dijo, porque también siguió diciendo que existían los problemas”.

—¿Califica algunos de los hechos como crímenes de lesa humanidad?

—”Esa Comisión nueva, que se crea a instancias del Grupo de Lima, Bachelet no. El Grupo de Lima pide que también sea tratada la conclusión de esa comisión, que dice lo mismo que la de Bachelet pero le agrega un montón de adjetivos. Esa comisión dio lugar a dos dictámenes: uno promovido por Venezuela donde no atiende suficientemente las razones del Alto Comisionado de derechos humanos, y otro la propuesta del grupo de contacto donde dice hay que prestar atención al Alto Comisionado y a lo que dice esta comisión ad hoc. Si vos escuchas el discurso de nuestro embajador, nosotros decimos que vamos a votar siguiendo sólo al grupo de contacto pero dejando en claro que para nosotros debe seguir adelante el trabajo exclusivamente del Alto Comisionado de derechos humanos y debemos colaborar para que el Alto Comisionado de derechos humanos siga trabajando con el gobierno de Venezuela y pueda instituir una agencia en Venezuela para trabajar en conjunto. Ese fue nuestro voto, no cambiamos un ápice. Volvimos a repetir que estamos en contra de la intromisión en la vida interna de Venezuela, que no compartimos la idea de que Venezuela deba soportar ningún tipo de intervención militar, que estamos en contra del bloqueo de Venezuela y que debemos ayudar al diálogo para que los venezolanos encuentren una salida. Ese fue nuestro voto. Acá se entendió por una ligereza que nosotros habíamos abandonado a Venezuela y la verdad lo que estábamos haciendo es lo que históricamente hicimos. Queremos ayudar a que los venezolanos recuperen la convivencia. En esta materia tenemos una política muy clara. Sino todo se confunde, para mí la materia de derechos humanos es central. En la Argentina costó 30.000 vidas entonces para mí no es un tema menor. Y los problemas de derechos humanos no tienen ideología, si se violan se violan. No se me escapa que detrás de todo el planteo a Venezuela hay un planteo geopolítico, hay interés expreso de los Estados Unidos, hay una guerra desatada por los Estados Unidos más con fundamentos comerciales que políticos. Pero eso es una cosa y el problema de los derechos humanos es otra”.

Fuente: 800 Noticias