Padre desesperado quiere saber qué pasó con sus hijos

La historia de Mohamad Baz parece sacada de un libro de terror.

El 07 de octubre del 2019 comenzó lo que él define como una pesadilla, de la que no ha podido despertar. Ese día, en un abrir y cerrar de ojos, perdió a sus dos hijos y desde entonces no ha sabido de su paradero.

Relató que la madre de los pequeños se fue del país, dejándolo a cargo de sus hijos. Ante la situación, él empezó a tramitar la documentación para tener la custodia legal y plena de los niños, ante la ausencia de su progenitora.

En ese ínterin, la mujer regresó a Venezuela y un día pidió pasar un rato con los chicos, así que los cuatro se fueron a pasear a un conocido centro comercial de Punto Fijo.

Refiere Baz que dos féminas, amigas de su ex pareja, le sacaron conversación, con el objetivo de entretenerlo, y lograron su cometido, pues, en un pequeño descuido los niños desaparecieron. Allí comenzó su calvario.

Luego lo llamaron los presuntos secuestradores de sus hijos, solicitándole 10 mil dólares por la liberación de sus descendientes, dinero que fue entregado y aún así los pequeños no regresaron con su padre.

Nuevamente tuvo comunicación con un presunto captor de los menores, quien le reveló que ambos habían sido asesinados en Coro y enterrados con concreto, para evitar que sean localizados.

«Mi corazón se está quemando, solo Dios sabe lo que estoy viviendo», manifestó el acongojado papá, quien aseguró que no ha tenido, ni tendrá descanso, hasta tanto sepa lo que ocurrió con sus hijos, pues desea tener certeza de que estén vivos o muertos, pues la incertidumbre lo agobia todos los días.

Fuente: Eduardo Ruiz/Notifalcón