Los pedales se afianzan como sustitutos de los vehículos a gasolina

La escasez de gasolina ha obligado a los venezolanos y, en especial, a los paraguaneros, a reinventarse para poder seguir sobrellevando la cotidianidad.

Ante la ausencia de combustible, las bicicletas se han convertido en una buena opción para salir a hacer alguna diligencia en lugares no muy distantes de casa y por eso estos vehículos impulsados por el esfuerzo humano ahora se aprecian por doquier en las calles y avenidas de Punto Fijo.

Es bien sabido que en ciudades como Amsterdam, capital de Holanda, es normal que sus habitantes se desplacen en bicicletas para ir al trabajo, a la escuela o simplemente disfrutar de un día soleado, pero en Paraguaná no existía tal cultura por lo inclemente del clima caribeño.

La necesidad crea las condiciones y el hombre se adapta a ellas, por lo que ahora es común ver a familias enteras montadas en sus bicicletas, que, dicho sea de paso, aportan un buen ejercicio cardiovascular y ayudan a mantener una buena condición física.

Fuente: Eduardo Ruiz/Notifalcón  / Foto: Referencial