Jugador de la NFL recibe 1,2 millones de dólares de ayuda del Gobierno de EE.UU. por el covid-19 y lo gasta en joyas y artículos de lujo

El Departamento de Justicia de EE.UU. ha comunicado la acusación presentada contra un jugador profesional de fútbol americano, quien aparentemente obtuvo de manera fraudulenta más de 1,2 millones de dólares del programa federal establecido por el Gobierno para minimizar los efectos de la pandemia de covid-19 en el mercado laboral estadounidense.

Se trata de Joshua Bellamy, quien hasta esta semana militaba en los New York Jets de la NFL, cuyo equipo se ha desvinculado del deportista. Se le acusa de participar junto a otras personas en un plan para obtener fraudulentamente un préstamo de más de 24 millones de dólares condonables del Programa de Protección de Pago (PPP).

Bellamy, de 31 años, enfrenta cargos por fraude electrónico y bancario, así como de conspirar para cometer estafa. Fue arrestado este jueves y compareció ante un tribunal de Florida. El jugador recibió más de 1,2 millones de dólares del PPP para su empresa Drip Entertainment LLC, y habría usado parte de ese dinero en la compra de joyas, artículos de lujo, viajes y hoteles.

Se estima que gastó más de 104.000 dólares en tiendas como Christian Dior y Gucci, y se presume que también presentó solicitudes de préstamos del programa gubernamental para sus familiares y allegados.

Según el diario New York Post, que cita detalles de la denuncia, el deportista recibió el préstamo en mayo pasado, y hasta entonces en su cuenta bancaria había menos de 3 dólares. Se habría gastado todo el dinero en aproximadamente dos meses.

Junto a Bellamy otras 10 personas han sido acusadas de fraude, quienes «conspiraron» para solicitar más de 24 millones de dólares, y muchas de esas solicitudes fueron aprobadas: ya se les había desembolsado al menos 17,4 millones.

Bellamy no es la primera persona acusada en EE.UU. de recibir fraudulentamente préstamos del PPP y destinarlos a otros fines. Otros dos empresarios obtuvieron sumas aún mayores del programa federal y se compraron lujosos autos deportivos de la marca Lamborghini, entre otras cosas.

Fuente: RT