Rafael Correa: «El mundo debe tener claro que Ecuador no vive un Estado de derecho»

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador decidió el martes no reconocer la candidatura a la vicepresidencia de Rafael Correa, después de que el exmandatario intentase presentarla de forma telemática.

Correa fue elegido, en las primarias del partido Centro Democrático, para conformar el binomio en la papeleta de este movimiento, junto a Andrés Arauz, quien irá como candidato presidencial.

Una vez electos en las primarias partidarias, el siguiente paso, debido a un cambio realizado recientemente por el CNE en el Reglamento para la Democracia Interna de las Organizaciones Políticas, era aceptar esas candidaturas en las oficinas de la Dirección Nacional de Organizaciones Políticas del órgano electoral en Quito.

Debido a que Correa se encuentra actualmente en Bélgica y, además, en Ecuador están vigentes órdenes de aprehensión en su contra, por el ‘Caso Sobornos’ y el ‘Caso Balda’, su hermana Pierina y Arauz asistieron a la sede del CNE con un poder notariado en el que el exmandatario facultaba a su familiar a aceptar la candidatura. Además, completó el trámite con su firma electrónica. Pero el organismo electoral no lo aceptó.

El expresidente compartió en su cuenta de Twitter el formulario de aceptación de su candidatura firmado electrónicamente, explicando que la rúbrica reúne los tres requisitos exigidos por el CNE: aceptación expresa, indelegable y personalísima. «Telemáticamente estuvimos frente a un delegado del CNE y en las respectivas oficinas», agregó.

«En Ecuador se está destrozando el Estado de de derecho mientras el mundo mira hacia otro lado», denunció el exmandatario ecuatoriano en relación a la obstaculización de su candidatura, en la que ve una grave lesión a su derecho de participación política.

Correa denuncia que sus adversarios políticos, ahora en el poder, «se inventaron un reglamento» para impedir su acceso como candidato a los próximos comicios en Ecuador. «Todo esto es ilegal», asegura el expresidente.

El líder del partido Centro Democrático denunció también que el funcionario del CNE encargado de admitir el registro de su candidatura –proceso que el exmandatario ecuatoriano delegó en su propia hermana mediante un «poder general»– «salió corriendo para no darnos los formularios». Correa ha querido aclarar que dicho funcionario es «sobrino del presidente de la República, enemigo declarado nuestro». «A ese nivel de podredumbre nos han reducido», apostilló al respecto.

«Van a eliminar el binomio: esa es nuestra preocupación», reconoce Correa, que se muestra decidido, sin embargo, a emprender «una lucha muy ardua a nivel nacional». El expresidente indica que sus adversarios políticos «en 2018 dieron un ‘golpe blando’ y se apoderaron de todas las instituciones», incluyendo el CNE.

Para Correa el atropello legal del que está siendo víctima es tan evidente que se muestra convencido de que «probablemente ganemos esto a nivel internacional, pero ya habrán pasado las elecciones». Por el momento, se limita a manifestar que «debemos tomar decisiones en las próximas horas», pero que mientras tanto, «el mundo debe tener claro que Ecuador no vive un Estado de derecho».

«Estamos ante una dictadura –insiste Correa–, el mundo mira hacia otro lado, y la prensa, salvo excepciones como RT, mira hacia otro lado». «Tenemos que luchar con nuestras propias fuerzas, veremos qué alcance tenemos», concluyó.

Fuente: RT