Gobernador y ministro supervisaron labores de saneamiento en Morrocoy

Por aire, mar y tierra, el gobernador de Falcón, Víctor Clark y el ministro para Ecosocialismo, Oswaldo Barbera, supervisaron las labores de saneamiento y preservación que actualmente se ejecutan en el parque nacional Morrocoy y la franja costera oriental, a la altura de Boca de Aroa, tras el evento suscitado con un derrame de crudo, cuyo impacto está siendo estudiado por expertos del ente ministerial y demás instituciones públicas y privadas.

En compañía del presidente de Inparques y viceministro de Gestión Ambiental, Josué Lorca, entre otros funcionarios, las autoridades coincidieron en que está garantizada la preservación del referido atractivo natural y apenas alcanza el 1% el grado de afectación determinado por estudiosos ambientalistas dentro del parque.

La revisión inició con un recorrido en lancha hacia las zonas afectadas, específicamente dos -marina La Cuevita y La L-, donde en protección de los mangles y todo el hábitat han sido instalados una serie de dispositivos, tales como barreras de contención y mantas oleofilicas.

“Ello con el objetivo de contener el material arrastrado por la marea y asimismo succionar parte del hidrocarburo”, explicó el ministro, lo cual minimiza que entre en contacto con la fauna, la flora y ocasione daño incluso al lecho marino.

El periplo continuó por isla de Pájaros, el canal del amor y Agua Salobre, en el sector Bajo Caimán, para luego continuar hacia Los Juanes, Mallorquina, mar abierto y llegar finalmente a cayo Sombrero.

En todo el trayecto se constató el buen estado del parque, a excepción de lo acontecido en La Cuevita y La L, agregó Barbera, en tanto la máxima autoridad regional enfatizó que desde el día 1 se ha desarrollado en la zona toda una labor articulada, “lo cual ha permitido afrontar el problema con éxito y, más importante aún, avanzar en cuanto a nuevas dinámicas o criterios de acción en torno a la gestión de riesgos en el parque nacional Morrocoy”.

Posteriormente, el equipo de trabajo se trasladó a Boca de Aroa, a la franja costera limítrofe entre los estados Falcón y Carabobo, donde de manera ardua todo un ejército de hombres y mujeres, incluso maquinaria pesada, realizan las tareas de saneamiento ambiental que posibiliten el pronto rescate del ecosistema.

Desde allí mismo inició el sobrevuelo por toda la costa hasta llegar incluso a la refinería El Palito y retornar a Tucacas, a fin de determinar con expertos del Minec y Pdvsa el impacto real de lo acontecido.

Fuente: Prensa Gobernación de Falcón