Detienen a mujer que pagó $300 para que mataran a su esposo

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas del estado Bolívar, capturaron a una mujer que pagó 300 dólares a dos hombres para que asesinaran a su esposo el 29 de julio en San Félix, informó ese cuerpo detectivesco este martes, 11 de agosto, a través de una minuta policial, reseñó El Pitazo.

La mujer identificada como Ariannys Andreina Reyes de Seijas, de 27 años, fue capturada luego de labores de inteligencia de los oficiales del Cicpc. El Juzgado Quinto de Control emitió la orden de arresto de Reyes y de un segundo implicado, identificado como Edward Leonardo Ramos Rincones, de 27 años, quien recibió los 300 dólares que pagó la esposa de la víctima, según la minuta oficial.

El otro hombre involucrado en el asesinato, de nombre Joel Jesús Castro Zacarías, de 31 años, fue hallado muerto con varios impactos de bala, la madrugada de este martes en la troncal 10, a la altura de la población de El Callao, municipio homónimo de Bolívar, según el reporte forense.

De acuerdo con la confesión de la mujer en el Cicpc, su esposo, Wladimir Andrés Seijas Prado, de 31 años, la maltrataba física y emocionalmente. Por eso ella contactó a dos hombres y les ofreció dinero para que asesinaran a Seijas Prado.

Los presuntos homicidas, llamaron a la víctima a su teléfono la madrugada del 29 de julio y se identificaron como revendedores de gasolina, un negocio que está en auge en Venezuela debido a la escasez del carburante. El fallecido era taxista, así que no dudó en acceder a la compra de la gasolina; tener lleno el tanque de su carro le garantizaba ingresos económicos.

El reporte policial reveló que cuando Seijas Prado llegó al lugar acordado para cerrar la negociación, fue sometido y amordazado por los dos hombres. Uno de los implicados lo ahorcó con un mecate, mientras el otro lo golpeó y apuñaló.

Luego, según la policía científica, los señalados llamaron a un mototaxista y le solicitaron un servicio hasta el Hotel Éxtasis, ubicado en San Félix. Se hospedaron por un par de horas en una habitación, se bañaron y botaron la ropa usada para cometer el crimen.

Un video de seguridad que registró el momento del pago y el cruce de llamadas entre los celulares que usaron la víctima, su esposa y los autores materiales para comunicarse el día de los hechos, fue clave para esclarecer el caso.

Dos celulares, un cuchillo, un mecate y el carro del fallecido, están entre los elementos que colectó el Cicpc como evidencia. La Fiscalía Segunda del Ministerio Público es la instancia judicial encargada del proceso penal de los detenidos.

Fuente: El Pitazo