Instagram presenta Reels, su rival de TikTok

Instagram ha presentado oficialmente Reels, su herramienta para crear vídeos cortos (con mucho protagonismo de la música) con la que espera competir con TikTok. Era un secreto a voces, pues ya había usuarios que podían probarla en Alemania, Brasil, Francia o India, pero ahora su lanzamiento ha sido global.

Reels no será una aplicación nueva, sino una función dentro de la propia app de Instagram. Es, a grandes rasgos, un repositorio en el que permanecerán las historias que publiquen los usuarios y la propia herramienta con las que crearlas. Podrán ser tanto para los seguidores (todos, amigos o uno en concreto) como para toda la comunidad y tendrán una duración máxima de 15 segundos. Es en esta última opción donde más bebe de TikTok o Vine.

En cierto modo, Historias y Reels son dos caras de una misma moneda. De hecho, la segunda nació como una función de la primera y únicamente ascendió porque los primeros usuarios que pudieron probarla creaban contenido más propenso a durar. Las historias son el pequeño vídeo de las vacaciones que desaparece pasadas 24 horas; los reels son el reto de baile o el corto de comedia que se pueden viralizar y ver una y otra vez.

Por otro lado, la posibilidad de compartir el vídeo con el mundo entero en una pestaña de Explorar propia favorece la viralización de los vídeos. A esto hay que unir que Instagram tiene un equipo de curación que destacará algunos de los reels en esta pestaña. Además, claro, se podrán ver todos los que ha publicado una persona al entrar a su perfil (en este caso, a diferencia de las historias, no será necesario seleccionarlos y guardarlos).

El funcionamiento será sencillo y prácticamente idéntico al de las historias. Al abrir Reels se podrán seleccionar filtros, subir vídeos almacenados en el teléfono (que se podrán mezclar con los que se graben en la app) y elegir una canción de la biblioteca de Facebook Music.

Habrá varios efectos y funciones disponibles desde el primer día, todos ellos aparentemente dirigidos a la creación de los vídeos que a cualquiera le vienen a la cabeza al pensar en TikTok (o, en el caso de los más veteranos, la extinta Vine). Además de la música habrá opción de usar una cuenta atrás para grabar con manos libres, una forma de alinear objetos de clips anteriores para crear transiciones sin interrupciones o un acelerador o ralentizador de partes del vídeo.

En principio, tanto la posibilidad de que los vídeos de Reels aparezcan en una ‘pestaña’ propia como la utilización de las canciones (será posible ver todos los Reels que se suben con una de ellas o utilizarla directamente para crear uno, por ejemplo) serán los dos elementos con los que esta nueva función quiere atraer a quienes usan TikTok.

A esto hay que sumar la propia plataforma. Si bien la estrategia de no crear una app propia puede hacer que los usuarios que no exploren se pierdan Reels, de este modo gana una base de personas que ya usan las historias y que ahora tienen una forma de hacer que no sean efímeras si así lo quieren.

Reels llega en un momento en el que la competencia con TikTok puede ser mayor si finalmente se concreta su compra por una compañía estadounidense (la que más ha sonado ha sido Microsoft), pues esto haría que la aplicación se abriese mucho más al mercado occidental, donde hay dudas sobre su seguridad, especialmente en el país gobernado por un Donald Trump que ha señalado directamente a la app en alguna ocasión.

Fuente: El Mundo