Paralizan de nuevo El Palito por fugas múltiples

A pocas horas después de que se reportó la reactivación de las operaciones en la refinería de El Palito, en el estado Carabobo, la planta debió ser paralizada por fugas múltiples en las torres de craqueo catalítico y destilación, dificultando la recuperación en el corto plazo la producción de combustible para abastecer el mercado interno.

La refinería reanudó su producción ese martes 21 de julio pero de manera limitada, debiendo paralizar su producción por fallas operativas, según informaron empleados de la planta al portal Argus.

Se esperaba que la planta ubicada en la costa de Carabobo y reparada después de dos años inactiva con piezas “canibalizadas” del complejo refinador Paraguaná (Falcón) produjera 20 mil barriles diarios de gasolina de 87 -91 octanos, de las 140 mil que tiene a plena capacidad.

En este mismo contexto, líderes sindicales negaron las afirmaciones hechas esta semana por el gobernador de Carabobo, Rafael Lacava, quien dijo que desde el pasado fin de semana El Palito produce 50 mil b/d de gasolina y seis mil b/d de gas licuado.

Se trata de malas noticias para el mercado interno, cuyos inventarios de gasolina importada de Irán vienen cayendo tras casi dos meses de recibido el último cargamento de 1,2 millones de barriles; esto tomando en cuenta que la refinería Cardón, una de las que funciona en el Complejo Paraguaná, no pudo ser puesta en marcha el pasado 17 de julio.

Cardón se reinició por primera vez en junio, pero los esfuerzos para impulsar la producción han fallado en una sucesión de averías en el equipo, fugas de combustible, fallas en el compresor y dos incendios.

Los equipos de Pdvsa no han podido estabilizar las unidades de destilación de Cardón porque están trabajando con una combinación de piezas reconstruidas y piezas importadas de Irán y China que son incompatibles con las tecnologías patentadas de los EEUU y utilizadas por las plantas venezolanas.

Pese a los percances, los gerentes de Cardón y El Palito siguen siendo optimistas de que la producción de gasolina podría aumentar hasta 60 mil b/d para fines de julio, aún muy por debajo de la demanda nacional de gasolina estimada hasta 110 mil b/d en las actuales circunstancias de crisis económica y pandemia.

Por otra parte, los trabajadores petroleros amenazaron ayer con cerrar la producción de gasolina a menos que Pdvsa cumpla con la promesa de pagar a los empleados de las refinerías bonos en efectivo de $ 150 por reparar con éxito unidades clave.

Fuente: Diario La Verdad