Venezuela denuncia el «ingreso furtivo» a su zona contigua del buque de guerra de EE.UU.

El Gobierno de Venezuela denunció a través de un comunicado el «ingreso furtivo» a la zona contigua del buque de guerra estadounidense ‘USS PINCKNEY (DDG-91)’ y calificó esta acción de «inexcusable acto de provocación» que busca «menoscabar» la «soberanía e integridad territorial».

Caracas ha catalogado la operación del barco destructor de misiles, realizada a 16.1 millas náuticas de las costas del país suramericano, como violatoria del Derecho Marítimo y como «un acto de provocación que se ejecuta como resultado de la reciente visita de Donald Trump» al Comando Sur, en Florida, «en su desesperada campaña por atraer el voto latino en ese estado a cambio de la permanente e ilegal agresión contra Venezuela».

En el texto se manifiesta que la instituciones venezolanas y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) «harán respetar la sagrada soberanía e integridad territorial de Venezuela, a toda costa, conforme con las leyes internacionales».

A finales de junio, el Comando Sur de EE.UU. informó que el destructor de misiles guiados de la Armada estadounidense ‘USS Nitze’ había navegado por aguas internacionales del mar Caribe cerca de Venezuela, «donde el régimen ilegítimo de Maduro afirma falsamente tener control».

En esa oportunidad, el ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, tildó esta acción como un «acto de provocación» y le advirtió al comandante del Comando Sur, Craig Faller, que no se atreviera a enviar a sus fuerzas a navegar por aguas venezolanas ni a «ejercer acciones, operaciones militares en la mar», porque recibiría una «respuesta digna» de Venezuela.

 

 

 

Fuente: RT