Fiestas Covid: Como es la peligrosa moda en EE.UU donde los jóvenes se alegran si contraen el virus

Las fiestas covid son una nueva tendencia entre los jóvenes de Estados Unidos. Este tipo de encuentros salió a la luz tras el reciente fallecimiento por coronavirus de un hombre de 30 años de edad en San Antonio, Texas. Antes de morir se arrepintió de asistir al evento: “Cometí un error, pensé que la enfermedad era un engaño, pero no lo es”.

No se sabe exactamente en qué momento de la pandemia iniciaron estas fiestas covid de Estados Unidos. Resulta ilógico que muchos jóvenes se junten de forma clandestina en un lugar donde saben que hay uno o más contagiados. A todas luces es irracional, pero los asistentes son convencidos por una serie de ideas erróneas de los organizadores.

El primer contagiado gana el premio

Para los organizadores de las fiestas covid es primordial contar con un infectado como mínimo. Los asistentes no solo quieren divertirse, también quieren el premio. Gana el primero que demuestre, días después, que ha sido infectado de coronavirus.

El premio por lo general es dinero. Este proviene de los boletos vendidos o de una olla con billetes que los asistentes han lanzado durante la fiesta.

Las primeras de estas fiestas fueron reportadas a fines de junio en Tuscaloosa, Alabama. “Al principio pensamos que solo eran rumores, pero después todo fue confirmado”, cuenta Sonya McKinstry, miembro del concejo municipal a CNN.

La funcionaria indicó que en Tuscaloosa y en sus alrededores se han desarrollado varias de estas fiestas covid. Incluso, el número podría ser mucho mayor al que suponen las autoridades.

“Me pone furiosa por el hecho de que algo tan grave y mortal se da por sentado. No solo es irresponsable, sino que también puedes contraer el virus y llevarlo a casa con tus padres o abuelos”, agregó Sonya McKinstry.

Fiestas covid

Emocionados por dar positivo a coronavirus

Randy Smith, jefe de bomberos de Tuscaloosa, asegura que también llegaron a enterarse de estas fiestas con infectados. “No solo consultorios médicos lo confirmaron, sino que el estado confirmó tener la misma información”, afirmó.

Por su parte, el médico Ramesh Peramsetty, en una entrevista con Tuscaloosa News, aseguró que le impresionó la reacción de los pacientes que daban positivo a coronavirus.

“Cuando los jóvenes eran llamados para informarles de sus resultados notamos que algunos estaban muy emocionados al ser positivos, mientras que otros se molestaban cuando se les decía que habían dado negativo en la prueba”, cuenta sorprendido Ramesh Peramsetty.

Fiestas organizadas por contagiados

El caso de un hombre de 30 años de edad fallecido por coronavirus tras asistir a una de estas fiestas en San Antonio, Texas, ha puesto en la mira esta situación.

La doctora Jane Appleby, en entrevista con News4 San Antonio, dio más pistas sobre estos eventos clandestinos. “Se trata de una fiesta organizada por alguien diagnosticado con coronavirus, y su intención es comprobar si el virus es real y ver cuántos se infectan”, explicó.

También indicó que los asistentes acuden para buscar que su cuerpo genere anticuerpos. Esto bajo la engañosa premisa de que la enfermedad solo afecta mortalmente a ancianos.

Fiestas covid

La doctora sostuvo que el coronavirus se debe tomar con mayor seriedad y contó que el paciente de 30 años de edad se arrepintió de haber asistido a la fiesta covid. “Cometí un error, pensé que la enfermedad era un engaño, pero no lo es”, dijo antes de fallecer.

“El coronavirus no discrimina y ninguno de nosotros es invencible. No quiero ser alarmista, solo intentamos compartir algunos ejemplos para ayudar a nuestra comunidad a que se dé cuenta de que el virus es serio y se transmite fácilmente”, argumentó la doctora.

El precedente: las fiestas de la varicela

Para Robert Glatter, médico de emergencias del Hospital Lenox Hill en Manhattan, las fiestas covid son “peligrosas, irresponsables y potencialmente mortales”.

“Asistir a una fiesta de este tipo puede ser el camino hacia una muerte prematura, o a una por fatiga crónica e implacable, dolor en el pecho, dificultad para respirar y fiebre diaria. Eso si se sobrevive”, afirma Robert Glatter a El Mundo.

Como se recuerda, las llamadas “fiestas de la varicela” del 2019 también generaron una situación de alarma. En estas reuniones los padres llevaban a sus hijos para que se expongan al virus y se enfermen. Esto con la supuesta finalidad de que se recuperen y desarrollen inmunidad.

Incluso, el gobernador de Kentucky, Matt Bevin, generó gran controversia en marzo del 2019 cuando afirmó que expuso a sus nueve hijos a un vecino que estaba enfermo con el virus.

Estas controvertidas fiestas fueron condenadas por las autoridades sanitarias de Estados Unidos, argumentando que no era oportuno exponer a los niños a una enfermedad que puede traer grandes complicaciones.

Por su parte, el doctor Robert Glatter aseguró que no se debe celebrar ninguna fiesta con el objetivo de que los asistentes se contagien. Agregó que lo más importante es la prevención para evitar que las cifras de la pandemia continúen elevándose en Estados Unidos y en el mundo.

Fuente: El Nacional