Clínicas odontológicas se adaptan al desafío del Covid-19

La Organización Mundial de la Salud advirtió que en el planeta habrá un antes y un después de la pandemia generada por el Coronavirus.

Es por eso que los sectores autorizados para operar, en el marco de la cuarentena decretada para evitar los focos de contagio, han tenido que adaptar su funcionamiento a la nueva realidad global.

En ese sentido, los centros odontológicos son unos de los establecimientos que, para poder prestar sus servicios, han adoptado rigurosos protocolos de bioseguridad, tal como lo reseñó Arelys Jatar, representante de la firma Odontototal.

Reseñó Jatar que la empresa está implementando las más rigurosas medidas recomendadas por la OMS, entre las que destacó la obligatoriedad del uso de tapabocas, tanto en el personal como en los pacientes, previo a la entrada al consultorio.

Los zapatos de todo el que ingrese a la clínica son desinfectados en una alfombra especial, se cubre la vestimenta del paciente con batas y porta botas de bioseguridad, y se protegen las mucosas (oculares, nasales y bucal) de todas las personas, ya que son la vía de entrada del virus al organismo.

Los odontólogos usan dos pares de guantes, uno para atender al consultante y otro para retirar la bandeja usada durante la consulta.

Explicó Jatar que a cada cliente se le asigna una hora para evitar aglomeraciones, exceptuando los casos de emergencia, se les solicita no usar exceso de ropa o prendas, llevar el cabello recogido y evitar portar bolsos de gran tamaño.

Para la especialista en higiene y salud bucal, la prevención frente a la enfermedad depende de cada uno y por eso invitó a la ciudadanía a cuidarse y a cuidar a los suyos.

 

 

Fuente: Eduardo Ruiz/Notifalcón