República Democrática del Congo anuncia el fin del segundo peor brote de ébola en la historia

Casi dos años después de que se descubriera el primer caso, las autoridades congoleñas declararon este jueves 25 de junio la victoria sobre el brote en el noreste del país, que dejó un saldo de 3.462 contagios y 2.280 fallecidos. Este es el peor brote que han enfrentado las autoridades sanitarias del país desde que el virus fuera identificado hace 40 años.

El Ministerio de Salud de República Democrática del Congo (RDC) ha declarado oficialmente este jueves el fin de la epidemia de ébola que ha azotado al noreste del país en los últimos 23 meses. El anuncio inicialmente estaba programado para abril, pero surgió otro caso solo tres días antes de la proclamación, lo que obligó a las autoridades a esperar.

«Estamos extremadamente orgullosos de haber podido salir victoriosos de una epidemia que duró tanto tiempo», dijo el dr. Jean-Jacques Muyembe, quien coordinó la respuesta nacional al ébola.

De acuerdo con las cifras oficiales desde que se confirmó el inicio del brote el 1 de agosto de 2018, dos tercios de los que contrajeron la fiebre hemorrágica murieron, y las mujeres y los niños fueron los más afectados, representando el 56 y 28% de las 2.280 muertes respectivamente.

Esta cifras convirtieron al brote en el peor de la historia del país y el segundo más grave a nivel mundial, solo detrás del que se extendió por África occidental entre 2014 y 2016, que mató a más de 11.300 personas, principalmente en Guinea, Liberia y Sierra Leona.

Ya han pasado 42 días, el doble del período de incubación de la enfermedad, desde que el último paciente fue dado de alta de un centro de tratamiento, lo que indica el final de la epidemia en las provincias de Kivu del Norte e Ituri, que limitan con Uganda y Ruanda al noreste del país.

«Esto no fue fácil ya veces parecía una misión imposible», agregó el Dr. Matshidiso Moeti, Director Regional de la OMS para África.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Ghebreyesus, ha expresado su satisfacción por el fin de esta epidemia y ha manifestado que ha sido posible “gracias al servicio y sacrificio de miles de trabajadores sanitarios congoleños que han trabajado mano a mano con colegas de la OMS y muchos otros socios”.

«Felicitaciones al Gobierno, el Ministerio de Salud y al pueblo de la RDC por esta victoria contra uno de los brotes de ébola más largos y mortales de la historia», afirmó la oficina de la OMS en el país centroafricano en su cuenta de Twitter.

La crisis de salud en RDC está lejos de terminar

Pero los desafíos que aún enfrentan los equipos médicos en el vasto país africano son considerables.

Actualmente, existe la preocupación de que la atención de los servicios médicos desaparezca en Kivu del Norte e Ituri después de la epidemia, a medida que los recursos se desplacen para abordar el brote de sarampión más grande del mundo, una nueva epidemia de ébola en el otro lado del país y el Covid-19.

El país ha identificado 6.400 casos de coronavirus y 142 muertes, aunque las tasas de prueba siguen siendo bajas.

Fuente: France24