Chile prorroga el estado de excepción otros 90 días para combatir la pandemia

El Gobierno de Chile anunció este lunes 15 de junio que el presidente del país, Sebastián Piñera, decidió prorrogar por 90 días más el estado de excepción constitucional por catástrofe que decretó el pasado 18 de marzo para hacer frente a la pandemia del covid-19.

 El anuncio tiene lugar cuando el país registra un total de 179.436 contagiados por covid-19 y 3.362 fallecidos, y sólo dos días antes de que se cumplieran los 90 días de la primera declaración de estado constitucional por catástrofe.

Esta figura ha permitido en este tiempo restringir reuniones en espacios públicos, limitar el tránsito y la locomoción, establecer cuarentenas y toques de queda y la participación de las Fuerzas Armadas en labores asistenciales.

Con el anuncio de esta jornada, se da continuidad por 90 días más a estas medidas en la lucha contra el coronavirus, cuya expansión sigue en alza en el país desde que el pasado de marzo se confirmara el primer caso y que está teniendo consecuencias de ámbito social, económico y político.

Seguirán los toques de queda

En declaraciones a la prensa, el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, dijo que esta prórroga permitirá “seguir fortaleciendo la musculatura de las instituciones públicas, del Estado, para poder aplanar la curva de contagio, combatir el coronavirus y cuidar la salud de las personas y superar la pandemia”.

La alta autoridad confirmo también que se mantendrá el toque de queda diario que rige actualmente entre las 10:00 de la noche y las 5:00 de la mañana hora local en todo el país.

Asimismo, destacó que la medida permitirá seguir contando con las Fuerzas Armadas en apoyo al trabajo que hacen los cuerpos policiales y en labores asistenciales.

 En ese sentido, Blumel dijo que sostuvieron una reunión liderada por Piñera y con participación de todos los jefes de la Defensa “para fortalecer las fiscalizaciones y todos los controles necesarios para poder hacer que las cuarentenas y las medidas sanitarias se cumplan de forma efectiva”.

Colaboración ciudadana

Por su parte, el ministro de Defensa, Alberto Espina, comentó a la prensa que por bien que lo hagan las Fuerzas Armadas y los policías es necesaria la colaboración de los ciudadanos.

Espina detalló que en los últimos 90 días, hubo un total de 23.619.000 controles a nivel nacional, siendo más de cuatro millones realizado a personas con cuarentena y 951.000 personas controladas durante los toques queda.

Desde la primera declaración de estado de excepción, Chile impuso toque de queda nocturnos, cerró fronteras, colegios, universidades y establecimientos de ocio y no esenciales.

Asimismo, hizo uso de los uniformados para otorgar mayor seguridad a hospitales y lugares de atención sanitaria, proteger la cadena logística y el tratado de insumos médicos, facilitar el traslado de pacientes o personal médico y para resguardar el cumplimiento de cuarentenas.

Respecto a los confinamientos, la estrategia chilena se basó en un primer momento en cuarentenas parciales o sectoriales tratando de no paralizar todo el país y atenuar así la caída económica, pero con el aumento exponencial de casos experimentado desde mayo se pasó a un modelo más estricto que puso en cuarentena a toda la capital del país y su zona conurbana.

Fuente: Panorama