La OPS gestionará 10 millones de dólares en Venezuela tras acuerdo Maduro-Guaidó

Diez millones de dólares gestionará en Venezuela la Organización Panamericana de la Salud (OPS) contra el covid-19 tras un acuerdo firmado el martes por el gobierno de Nicolás Maduro y un delegado de Juan Guaidó, dijo Juan Pablo Guanipa, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional.

Guanipa aseguró que son recursos asignados por el gobierno interino de Guaidó. La OPS, según el legislador, condicionó gestionarlos a un aval del gobierno de Nicolás Maduro.

«En medio de la crisis humanitaria compleja que vivimos (…), el gobierno interino de Juan Guaidó, con la aprobación de la Asamblea Nacional, ha destinado unos recursos que ascienden a 10 millones de dólares que serán asignados (a la OPS) para invertirlos en Venezuela», expresó Guanipa en un video difundido en redes sociales el miércoles en la noche.

«La OPS condicionó su participación a que esta fuera aceptada por la dictadura», agregó refiriéndose a la administración de Maduro.

El acuerdo suscrito el martes por funcionarios de Maduro y Guaidó indica que ambas partes proponen trabajar coordinadamente, con apoyo de la OPS, en la búsqueda de recursos financieros que contribuyan al fortalecimiento de las capacidades de respuesta del país frente al nuevo coronavirus. No precisa montos y tampoco condiciones para su ejecución.

Washington ha entregado a Guaidó control de cuentas de Venezuela en Estados Unidos y compañías como la filial de Pdvsa en ese país, Citgo.

Después de que el equipo de Guaidó anunció el martes que la OPS recibiría fondos aprobados para ayuda humanitaria, el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, lo acusó de intentar «politizar algo que no tiene por qué ser politizado».

El convenio fue firmado por el ministro de Salud, Carlos Alvarado; un delegado médico del Parlamento, Julio Castro, y un representante de la OPS.

De acuerdo con cifras oficiales, en Venezuela, con unos 30 millones de habitantes, hay 1.952 contagiados y 20 fallecidos por covid-19, balance cuestionado por organizaciones como Human Rights Watch.

Fuente: El Nacional