Usuarios enardecidos en entidades bancarias abarrotadas en Coro

«No nos quieren dejar pasar, pasa uno solo y la una de la tarde nos tenemos que retirar a las casas, estamos aquí desde las 5.00 de la mañana y no somos atendidos»

Así expresó Carlos Lara, un señor de la tercera edad que esperaba lograr entrar al banco Bicentenario de Coro para cobrar su dinero.

Explicó que la entidad bancaria abrió sus puertas «muy tarde», pasadas las 9.00 de la mañana y por ello no habían logrado ingresar más de 20 personas cuando en la cola de espera había una gran multitud.

Reinaldo Bravo, natural de la población de Cumarebo, relató que el trato recibida no es el apropiado y que la metodología utilizada para la atención de la colectividad no es la apropiada.

«Me tengo que ir a la una de la tarde para poder conseguir transporte público y a las 11 de la mañana todavía estoy esperando que nos dejen entrar en el banco», manifestó.

La preocupación es uno de los factores que influyen en la desesperación de quienes utilizan el servicio bancario, pues al permanecer varias horas afuera del establecimiento comienzan a perder la paciencia y exponer su descontento.

Fuente: Zayrca Flores / Javier Reyes / NotiFalcón