Combustible proveniente de Irán podría abastecer al país durante un aproximado de 15 días

Dolores Dobarro, ex viceministro de Energía y Minas de Venezuela, advirtió que no hay certeza absoluta de que los cinco buques provenientes de Irán contengan gasolina. Sin embargo, en caso de que la totalidad de los cargamentos arrojen una totalidad de 1,5 millones de barriles de combustible, considera que se lograría abastecer el mercado por un corto período.

La asesora independiente detalló que, según rumores, los cargueros “traen varios productos y no solo gasolina”. Agregó que el resto del contenido podría tratarse de diésel e incluso “algunos componentes destinados al abastecimiento de las refinerías locales”.

No obstante, bajo el supuesto de que todos los navíos arriben a Venezuela con cargamentos exclusivos de gasolina, detalló que la totalidad de combustible importado rendiría para un abastecimiento nacional de 15 días, “en condiciones de normalidad, es decir, sin confinamiento”.

“Si suponemos que el cargamento es solo de gasolina, entre los cinco tanqueros tienen una capacidad de 1,5 millones de barriles. Esa cantidad alcanza para entre 10 y 15 días, ya que el consumo normal de Venezuela es de 100.000 barriles diarios”, dijo.

Explicó que, debido a las medidas de confinamiento, el combustible podría durar un tiempo más, puesto que se redujo dramáticamente el consumo.

Con respecto a la recuperación de las refinerías venezolanas, la ex consultora jurídica de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) estimó que reactivar los centros refinadores de Cardón y Amuay puede ser “extremadamente difícil”.

Destacó que tuvo la oportunidad de revisar informes emitidos por compañías aseguradoras pertinentes a los daños originados en Paraguaná, a partir de la explosión de 2012 en Amuay. “A partir de ese momento nunca pudo el complejo operar, al menos a su capacidad de diseño”, indicó.

“Yo no diría que es imposible pero sí que es extremadamente difícil. No menosprecio la capacidad que puedan tener los iraníes en la materia, pero todo apunta a enormes dificultades para reactivar un complejo refinador de ese tamaño que, además de la falta de mantenimiento durante años, sufrió una avería de gran magnitud. Lo veo muy cuesta arriba”, enfatizó.

Fuente: El Universal

A %d blogueros les gusta esto: