Colombia reconoce que lanchas militares terminaron en Venezuela por negligencia

La Armada de Colombia reconoció este miércoles que tres de sus embarcaciones artilladas fueron a parar a Venezuela, donde permanecen retenidas, por la supuesta «negligencia» de algunos marinos, en medio de una creciente tensión entre ambos países.

Las lanchas estaban amarradas «en la desembocadura del río Meta», se soltaron el sábado y navegaron sin tripulación «cerca de dos kilómetros» por el departamento del Vichada hasta llegar al país vecino, dijo a la AFP un responsable de la armada colombiana.

El hecho ocurrió por la «negligencia absoluta» de las tropas a cargo de las embarcaciones, dos de ellas equipadas con ametralladoras de grueso calibre, señaló por su parte el almirante Evelio Ramírez, comandante de la armada colombiana, en entrevista con Blu Radio.

Según el alto mando, durante un descanso, los uniformados responsables de supervisar los botes dejaron a un solo centinela a cargo. El peso de siete toneladas de las lanchas, sumado a la poca distancia entre los tres puntos de sujeción y una fuerte corriente, hicieron que se derrumbara la zona de amarre.

En incidente ocasionó una controversia diplomática, diez días después de que el Gobierno de Nicolás Maduro anunciara haber frustrado una incursión marítima de supuestos mercenarios norteamericanos, que buscaban «cometer actos terroristas» en su contra, «procedentes de Colombia».

Estados Unidos y Colombia han negado toda implicación en ese hecho, reseñó AFP.

Maduro le exigió el domingo a su homólogo colombiano, Iván Duque, que solicite formalmente la devolución de las embarcaciones.

Dos comandantes, tres suboficiales y nueve infantes de marina fueron retirados de sus cargos, como parte de una investigación para determinar si los hechos se dieron por dolo o culpa.

A pesar de compartir una porosa frontera de 2.200 kilómetros, los dos países rompieron relaciones diplomáticas desde febrero de 2019.

Duque reconoce al líder opositor Juan Guaidó y encabeza junto con Estados Unidos la presión diplomática internacional para sacar del poder a Maduro.

Maduro mantiene el respaldo de las fuerzas armadas, con el apoyo de Cuba, Rusia y China.

Fuente: El Universal