CIDH insta a Venezuela a cumplir «con los lineamientos de sus obligaciones institucionales»

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) realizó este viernes una presentación de las observaciones y recomendaciones acerca de la situación que vive Venezuela en materia de Derechos Humanos (DDHH), según los datos recopilados por la visita de la organización realizada del 5 al 8 de febrero en la frontera colombo-venezolana.

La organización antes mencionada lleva desde el año 2016 realizando alrededor de 36 audiencias, donde la principal temática es la libertad de expresión, persecución política y ejecuciones extrajudiciales en Venezuela.

Dentro de las observaciones preliminares de la visita de la comisionada, destacó que “la situación de los derechos humanos continúa deteriorándose gravemente”.

La comisionada Esmeralda Arosemena de Troitiño se lo adjudica al ”continuo debilitamiento de la institucionalidad democrática, y de la crisis humanitaria que ha conducido a la migración forzada de millones de personas”.

Asimismo, la comisión advierte que las represiones en el país se han incrementado gravemente, teniendo en cuenta los hechos suscitados desde el 2017.

“La comisión observa grandes desafíos, en la institucionalidad nacional, para poder cumplir con sus obligaciones internacionales a la luz de los instrumentos que nos rigen, la declaración americana y la convención americana”, sostuvo.

“En cuanto a la prolongación indefinida de los estados de excepción la suspensión de los poderes de la asamblea nacional que está democráticamente electa, la falta de independencia judicial, la falta de extradición, de las funciones de la asamblea nacional constituyente”, señala.

En cuanto a los demás miembros de la comisión, se hizo mención a la particular coincidencia de las declaraciones de diferentes venezolanos que al momento de emigrar “dejaron que las personas de edad avanzada se quedarán en Venezuela”.

Por último, la comisión hizo un llamado a que “Venezuela cumpla con los lineamientos de sus obligaciones institucionales. Especialmente con los órganos del sistema interamericano”.

“Lo anterior resulta más urgente, frente a las miles de personas venezolanas que se encuentran ahora en una situación de extrema vulnerabilidad frente a los efectos de la pandemia”, agregaron.

La CIDH recuerda que «la apertura al escrutinio internacional constituye una condición favorable para la garantía de la democracia y el estado de derecho».

Fuente: El Universal