Venezuela denuncia a Brasil por «forzar la salida» de su personal diplomático antes del 2 de mayo

El Gobierno de Venezuela denunció este jueves a Brasil por «forzar la salida» de su personal diplomático y consular en ese país antes del próximo 2 de mayo.

A través de un comunicado, difundido por el canciller venezolano, Jorge Arreaza, Caracas menciona que el Gobierno de Brasil alega «supuestas negociaciones previas» para justificar la salida de estos funcionarios, reuniones «que nunca han sido celebradas».

De acuerdo con el texto, esta «maniobra», que provocaría el «cierre técnico de las oficinas consulares de Venezuela», generaría la «desatención de la comunidad venezolana en Brasil», en medio de la crisis del coronavirus que ha golpeado fuertemente al gigante sudamericano.

Caracas señala que la medida adoptada por el Gobierno de Jair Bolsonaro no se ajusta al derecho internacional. Recuerda que existen mecanismos para resolver las diferencias entre los países. En este caso, citan la Convención de Viena, que determina los procedimientos para declarar la inadmisibilidad de los agentes diplomáticos y consulares.

Por ende, enfatiza que, pese a la disposición del Gobierno brasileño, «el personal diplomático y consular de Venezuela en Brasil no abandonará sus funciones bajo subterfugios ajenos al derecho internacional».

Las autoridades venezolanas, además, señalan que el propósito de esta medida es «embaucar a la opinión pública» de Brasil, «para disimular su abierta subordinación al gobierno estadounidense que hoy rige la otrora prestigiosa política exterior brasileña».

Justamente, este miércoles 29 de abril, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, informó que sostuvo una conversación con el canciller de Brasil, Ernesto Araújo, en la que, entre otras cosas, hablaron sobre el marco de transición democrática para Venezuela.

Esta disposición del Gobierno de Bolsonaro ocurre luego que el mandatario retirara a todo el personal diplomático brasileño de Venezuela.

El pasado 5 de marzo, el presidente ordenó la retirada, que se completó, con el último vuelo el 17 de abril reciente, en el que viajaron 38 personas, entre personal diplomático y agregados militares y su familiares.

Fuente: RT