Muertos en el mundo por coronavirus superan los 217.000

El nuevo coronavirus ha provocado al menos 217.439 muertos en el mundo desde que apareció en diciembre, según un balance establecido por AFP sobre la base de fuentes oficiales, este miércoles.

Desde el comienzo de la epidemia se contabilizaron más de 3.104.330 casos de contagio en 193 países o territorios.

La cifra de casos diagnosticados positivos sólo refleja sin embargo una parte de la totalidad de contagios debido a las políticas dispares de los diferentes países para diagnosticar los casos, algunos sólo lo hacen con aquellas personas que necesitan una hospitalización.

Las autoridades consideran que hasta ahora, al menos 859.100 personas se curaron de la enfermedad.

La cantidad de muertos en Estados Unidos, que registró su primer deceso vinculado al virus a principios de febrero, asciende a 58.355. El país registra al menos 1.012.583 contagios. Las autoridades consideran que 115.936 personas sanaron.

Después de Estados Unidos, los países más afectados son Italia con 27.359 muertos y 201.505 casos, España con 24.275 muertos (212.917 casos), Francia con 23.660 muertos (168.935 casos), y Reino Unido con 21.678 muertos (161.145 casos).

China continental (sin contar Hong Kong y Macao), donde la epidemia estalló a finales de diciembre, tiene un total de 82.858 personas contagiadas, de las que 4.633 murieron y 77.578 sanaron totalmente. En las últimas 24 horas se han registrado 22 nuevos casos y ningún fallecimiento.

Desde el martes, Chad anunció las primeras muertes vinculadas al nuevo coronavirus en su territorio.

Este miércoles y desde el comienzo de la epidemia, Europa sumaba 129.723 fallecidos (1.431.470 contagios), Estados Unidos y Canadá 61.284 (1.062.398), América latina y el Caribe 9.827 (189.199), Asia 8.376 (213.792), Medio Oriente 6.587 (164.629), África 1.526 (34.786), y Oceanía 116 (8.057).

Este balance fue realizado utilizando datos de las autoridades nacionales recopilados por las oficinas de AFP y con informaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Fuente: El Universal