Sueldos insuficientes y precios altos disminuyen el consumo de carne

Para que el falconiano pueda degustar en su mesa un kilo de carne debe contar en sus finanzas con mínimo 700 mil bolívares, si la adquiere en un mercado popular o si compra carne «de segunda».

Mientras que, en Carnicerías, supermercados y bodegones, el precio mínimo por kilogramo de carne de res oscila entre el millón o millón y medio de bolívares, cifra que no muchos pueden costear.

«Precios por las nubes, lo que pude comprar fue medio kilo de carne a 400 mil y el sueldo no alcanza», así lo expresó Yaneth Primera, desde la ciudad de Coro.

Los comerciantes, por su parte, argumentan que el incremento de la divisa es un factor determinante en la compra y venta de materia prima o de alimentos en general, además afirman que la oferta no cubre la demanda, por lo que los consumidores tienen dificultades para pagar.

Pedro Hernández, propietario de un establecimiento en la capital falconiana comentó: «Para nadie es un secreto que hoy en día para cómo está la economía hay productos a los que apenas les ganamos un 15%, entonces el dólar sube por día y nos toca ajustar los precios para no salir fracturados, más de un negocio cerrará, porque no podemos trabajar para perder».

En la ciudad de Punto Fijo, los ciudadanos que salieron a abastecer sus neveras de encontraron con una aumento de más del 50% frente al día de ayer, lo que causó conmoción, tristeza y preocupación, según manifestaron.

Saúl Medina dijo: «Pandemia nacional inflacionaria se llama esto, quien no recibe remesas se muere de hambre, ahora sí es verdad que nos tocó pasar hambre y comer arepa con mantequilla, porque no cualquiera compra un pollo a 500 mil bolívares el kilo y de paso sin trabajo, porque sin gasolina no puedo taxiar».

Fuente: Javier Reyes/ Zayrca Flores / NotiFalcón