En la Pedro Manuel Arcaya están azotados por el «Choronavirus»

Los delincuentes no saben de aislamiento social y cuarentena voluntaria.

A pesar de la declaratoria de Estado de Alerta nacional y la aplicación de una cuarentena colectiva y que, a raíz de ello todo el mundo se encuentra en sus casas, los ladrones siguen haciendo estragos en zonas como la urbanización Pedro Manuel Arcaya.

Los amigos de lo ajeno no perdonan nada: cauchos, baterías, capós, bombillos y, mucho menos, el líquido más preciado del momento: la gasolina.

A estos malhechores no les importa que puedan ser sorprendidos por los ocupantes de las viviendas donde se meten a robar, pareciese que nada los intimida y están dispuestos a todo.

Ante esa situación, los vecinos del sector le hicieron el llamado a los organismos de seguridad del estado para que refuercen la vigilancia por la urbanización, sobre todo en horas nocturnas, que es cuando se incrementa la incidencia delictiva.

Fuente: Eduardo Ruiz/Notifalcón