Italia extiende el confinamiento por el Covid-19 hasta el 3 de mayo

Ya es oficial: el confinamiento en Italia se extiende hasta el 3 de mayo. Así lo ha anunciado este viernes el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, quien ha asegurado que asume de nuevo toda la responsabilidad de una decisión “difícil, pero necesaria” para seguir conteniendo el coronavirus.

“Los esfuerzos hechos hasta ahora no deben ser en vano”, ha explicado en otra comparecencia telemática ante la prensa. Para el premier, si se reabriera el país el 14 de abril, la fecha prevista hasta el momento, Italia se arriesgaría a otro aumento de muertos y contagiados de esta enfermedad que ha golpeado con fuerza al país transalpino. El miedo es que una reapertura prematura devuelva a Italia a la casilla de salida. El gobierno de Conte no se lo puede permitir.

El número de víctimas mortales por el coronavirus en Italia sigue reduciéndose poco a poco pero no a la velocidad que esperan las autoridades. Este viernes han fallecido 570 personas en las últimas 24 horas, un dato ligeramente mejor que el de ayer, cuando hubo 610 víctimas mortales. Ya son más de 18.800 las personas que han muerto infectadas de este virus en este país.

Los contagios también siguen en la línea de esta semana, con 3.951 casos registrados hoy frente a los 3.836 que hubo el jueves. “La curva nos muestra una situación de descenso, creo que es un señal positivo pero no nos debe hacer bajar la guardia”, ha dicho hoy el presidente del Instituto Superior de Sanidad italiano, Silvio Brusaferro. En total, más de 147.000 personas ya se han infectado en este país, de los cuales más de 30.000 se han curado. Otra buena noticia es que los ingresos en la UCI vuelven a caer, como lleva sucediendo toda la semana.

Las librerías y las papelerías podrán abrir el 14 de abril

Con estos datos encima de la mesa el Gobierno cree que es demasiado pronto para adelantar la llamada fase dos, el momento en que empezarán a reabrir algunas actividades productivas. De momento la gran mayoría de actividades productivas, incluyendo las fábricas, seguirán cerradas hasta el 3 de mayo, pero Conte ha nombrado algunas excepciones que podrán reabrir el 14 de abril. Es el caso de las librerías, las papelerías, las tiendas de ropa para niños o algunos servicios de silvicultura.

Pese a las presiones de algunos empresarios –especialmente en el norte de Italia, el motor industrial del país– el Gobierno italiano ha preferido escuchar a los expertos del comité científico que le asesora. Por el momento, Conte ha animado a las fábricas y a otras actividades productivas a desinfectar sus espacios para prepararse para cuando puedan reabrir lo antes posible, siempre y cuando haya las condiciones sanitarias adecuadas para los empleados.

Fuente: La Vanguardia