Familias de Miraca sobreviven entre sequía y desidia

Más de 10 años sin recibir agua por tubería, obliga a los habitantes de Miraca a ingeniárselas para subsistir.

«No nos llega (agua) como al ciudadano común, no la recibimos por camiones cisternas, queremos agua, clamamos a gritos agua».

De esta forma expresaron su inquietud los vecinos de esta población del Municipio Falcón de la Península de Paraguaná, lugar donde las familias requieren atención inmediata, porque su larga distancia con la ciudad, les imposibilita obtener el servicio hídrico con facilidad.

«Miraca es una comunidad de la parroquia Baraived y está conformada por 7 sectores a los cuales hace 15 días llegó un cisterna para la gloria de Dios, pero abasteció sólo dos sectores con 3 pipas de agua y los demás seguimos en la larga espera. ¿A caso debemos morir de sed? Pedimos ayuda, por favor», exclamaron habitantes.

Los pobladores también denunciaron fallas en el sistema eléctrico debido a que los transformadores se encuentran dañados a causa de la salinidad de la zona; a ello se le suma el mal estado de la vialidad; el deterioro de las estructuras públicas, entre ellos: la escuela, el estadio, el ambulatorio y la iglesia.

«Gobernador Víctor Clark, en Miraca vivimos familias que necesitamos se nos atienda de manera inmediata», manifestaron

Fuente: NotiFalcón