España: 4.750 ancianos fallecieron en residencias de Madrid en el último mes

Desde el 8 de marzo hasta el 8 de abril han fallecido en la Comunidad de Madrid un total de 4.750 ancianos en residencias. De entre ellos, 3.479 presentaron síntomas de coronavirus, pero no se les realizó la prueba, y 781 dieron positivo.

Así lo confirmó este miércoles el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, en una rueda de prensa por videoconferencia tras el Consejo de Ministros.

La gran mayoría de estas muertes no aparecen en las cifras oficiales de fallecidos, porque solo se registran los casos positivos, que este miércoles se situaban en un total de 14.555.

«Letal con los ancianos»
Aguado ha reconocido que el coronavirus es «letal» con las personas mayores de edad. «Por eso es tan importante que las personas mayores se protejan», ha matizado.

Sin embargo, también ha destacado que aunque las cifras son mucho más altas que las de un mes normal, en Madrid hay 50.000 internos que se encuentran en «perfecto estado» y «no están contagiados».

Precisamente, tras ponerse en duda estos días la cifra total de decesos porque a muchos de los ancianos fallecidos no se les había realizado la prueba del covid-19, el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha pedido a las Comunidades Autónomas informar sobre los datos de los muertos en los asilos y de los registros civiles de las licencias de enterramiento desde el 14 de marzo.

En una comparecencia este miércoles ante la comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, reiteró que las Comunidades Autónomas tienen nuevas obligaciones a la hora de informar sobre las residencias.

El ministro subrayó que se dará prioridad a la investigación de la epidemiología en los asilos a través de los tests rápidos, de los que se ha distribuido un millón a la comunidades. En este sentido, la Comunidad de Madrid ha comenzado este miércoles a realizar test rápidos en estos centros.

Por otro lado, como parte de las medidas tomadas desde la activación del estado de alarma, se han desinfectado 176 residencias y revisado otros 455 centros de personas mayores y discapacitados de la región. Además, se han distribuido en 457 asilos 134.000 mascarillas, 348.000 pares de guantes y 5.400 litros de soluciones hidroalcohólicas.

Fuente: RT