Tribunal de Ecuador sentencia a Rafael Correa a 8 años de prisión

Un Tribunal de la Corte Nacional de Justicia de Ecuador sentenció este martes a ocho años de prisión al expresidente Rafael Correa por el delito de «cohecho agravado».

La sentencia se dictó dentro del proceso conocido como Caso Sobornos 2012-2016, en una sala de la Corte Nacional de Justicia en Quito, donde los jueces y asistentes portaban mascarillas y otros seguían la audiencia vía telemática desde otros pisos del edificio, puesto que rige en el país una emergencia nacional por la pandemia del coronavirus. La diligencia se realizó en la mañana, antes de que comenzara a regir el toque de queda a las 14:00 horas.

En el caso están involucrados otros 20 funcionarios, entre ellos el exvicepresidente Jorge Glas, el exsecretario jurídico de la presidencia, Alexis Mera, y la exministra de Transporte y Obras Públicas, María de los Ángeles Duarte.

En este proceso, la Fiscalía ecuatoriana señaló la participación de los exfuncionarios en la financiación de actividades proselitistas del partido político de Correa, Alianza PAÍS, con dinero de empresarios contratistas estatales. Según esa institución, los supuestos sobornos realizados durante el período que abarca la causa, de 2012 a 2016, superarían los 7,5 millones de dólares.

De acuerdo con la sentencia, emitida por los jueces Iván León, Marco Rodríguez e Iván Saquicela, Correa y Glas son considerados «autores mediatos por instigación al cohecho agravado».

El juez León señaló que la víctima del delito es el Estado y que el Tribunal probó lo presentado por la Fiscalía, acerca de la existencia de una estructura de corrupción.

«Se ha probado que los pagos eran reportados al nivel jerárquico superior, liderados por Rafael Correa y el exvicepresidente Jorge Glas», leyó.

El resto de los sentenciados fueron declarados coautores; sin embargo, todos recibieron la misma pena de 8 años de cárcel.

Además de la prisión, la condena contempla la pérdida de participación política por 25 años, condena al pago de daños y perjuicios, y la colocación de una placa en el edificio de la Presidencia de la República, pidiendo disculpas públicas, como reparación integral.

Fuente: RT