Coronavirus, estado de alarma y lo que debe saberse de la pandemia

El Coronavirus llegó a Venezuela, pero, no se alarme, no es una enfermedad de carácter terminal que va a acabar con la raza humana.

De hecho, se estima que para finales de 2020 el 80% de la población mundial se habrá contagiado con el Covid-19 y para la gran mayoría será lo mismo que haber padecido de un resfriado común.

Hay estratos poblacionales realmente vulnerables, entre los que destacan las personas de avanzada edad, las que sufren afecciones complejas del sistema respiratorio o tengan comprometido su sistema inmunológico.

En países de preponderante población senil aumentan las probabilidades de muerte por contagio, pero no es el caso de Venezuela, en el que la mayoría de los habitantes son jóvenes menores de 30 años.

Hasta la fecha, no se han detectado casos de Coronavirus en el estado Falcón, lo que no significa que la región esté exenta de que se puedan registrar contagiados, aunque las condiciones climatológicas de la región son adversas para la subsistencia de la zepa que provoca la enfermedad.

El presidente de la nación, Nicolás Maduro, decretó la noche de este viernes el estado de alarma constitucional, una figura contemplada en la Carta Magna para atender situaciones excepcionales que vulneren la integridad del pueblo.

Las clases en todos los niveles de la educación pública y privada han sido suspendidas a partir del próximo lunes, 16 de marzo, y desde este viernes quedan prohibidos todos los eventos masivos, incluyendo los deportivos, culturales y recreativos.

Los alcaldes de los municipios más densamente poblados de Falcón decretaron la prohibición de actividades públicas, aunque éstas contaran con previa autorización de los Ayuntamientos.

Toda la fuerza militar del país se pone al servicio de las autoridades civiles para coadyuvar en los planes que se diseñen para detener la expansión de la enfermedad.

Las recomendaciones básicas para evitar el contagio siguen siendo: lavarse constantemente las manos, evitar saludar de beso o de manos, ingerir abundante líquido, fortalecer el sistema inmune con vitaminas como la C y taparse la boca al estornudar o toser, ya sea con un pañuelo desechable o con la parte interna del brazo.

También es importante no convertirse en agentes multiplicadores de todo lo que se publica en las redes sociales, porque muchas de las informaciones que se difunden carecen de fundamento y lo único que generan es una paranoia colectiva alejada de lo que realmente ocurre.

 

 

Fuente: Eduardo Ruiz/Notifalcón