Los puntos más importantes del discurso de Maduro sobre el coronavirus

Después de que la Organización Mundial de la Salud clasificó como pandemia el coronavirus, Nicolás Maduro decidió tomar decisiones para enfrentar la enfermedad en un país sumido en la peor crisis de su historia, que incluye un sistema sanitario en deplorables condiciones, reseña El Nacional.

La más importante, y que aislará aún más al país, es la suspensión de vuelos desde Europa y Colombia por un mes como estrategia para contener la enfermedad, que hasta este viernes tiene a 127.140 personas infectadas y 4.728 fallecidos en todo el mundo.

Tampoco descarta cerrar las fronteras con Colombia y Brasil. Subrayó que ello deberá hablarse con las autoridades de esos países, que no lo reconocen a èl como presidente sino a Juan Guaidó como jefe de Estado encargado.

«Vamos a insistir mil veces para que se pongan a un lado las diferencias ideológicas, que son pequeñeces ante esta pandemia», expresó Maduro, que habló con gravedad respecto a la enfermedad al calificarla de la primera de carácter mundial en 100 años.

«La humanidad durante muchas décadas o siglos nunca había enfrentado esto. Es la primera pandemia del siglo XXI. Abate al mundo entero. Aquí estamos con toda la disposición, la fuerza y la energía para salir adelante», expresó luego de declarar emergencia sanitaria nacional y suspender las concentraciones y actos públicos masivos.

El Nacional registró los puntos más importantes del discurso de Maduro sobre el coronavirus:

Golpe a la economía mundial. Fue enfático respecto a que el coronavirus no solo ha afectado la salud sino también la economía mundial. Advirtió por ejemplo sobre la caída de los precios petroleros: «El precio marcador Brent logró en un día una cosa que no se veía desde 1991. Expertos petroleros señalan que por primera vez observan este fenómeno: en un día cayó de 59 dólares el barril, a 33 dólares. Hoy se ubicó en 35. Estamos hablando de 24 dólares en un solo día».

«Preparados». Acerca de la economía venezolana, afirmó, a pesar de la hiperinflación, que el país está preparado para enfrentar la caída de los precios petroleros. Respecto al crudo nacional indicó que este cayó de 49 dólares el barril a 24 o 25. «Esto golpea duramente los ingresos. Ahora, Venezuela está preparada para afrontar las dificultades de carácter económico. Estamos preparados porque tenemos conciencia de ello. Hemos enfrentado una guerra económica que nos ha entrenado en la lucha. La economía ha logrado una autorregulación que nos permite enfrentar esta situación con mayor capacidad, con mayor potencialidad. Estoy haciendo seguimiento día a día de los efectos nocivos que pueda tener (el coronavirus) y tomando medidas y decisiones para proteger el derecho a la alimentación del pueblo, para proteger la asistencia sanitaria y la salud pública».

Medidas extremas. A Maduro no le tembló la voz para advertir que tomará cualquier decisión con tal de «proteger a la población», y eso incluiría cerrar pueblos o ciudades. «Si nos toca el cierre de pueblos y ciudades, lo haremos. A los empresarios y las empresas los protegeremos. Si nos toca suspender clases en todo el país o en un pueblo, nosotros lo garantizaremos. El Ministerio de Educación está garantizando que continúe el año escolar».

Activado 24 horas del día. Maduro anunció como una de sus medidas que el puesto de Comando Presidencial esté activado las 24 horas del día. Como coordinadora estará la vicepresidenta del régimen, Delcy Rodríguez. «Que este equipo científico, médico, la FANB, se ponga al frente de todas las actividades de protección del pueblo y cumpliendo los protocolos sanitarios necesarios que se activen día a día, en unión cívico-militar. Vamos a enfrentar esta pandemia en coordinación total, cerca de la Organización Mundial de la Salud».

Culpa, otra vez, de las sanciones. Ya en la ronda de preguntas una de las dudas que surgió fue cómo enfrentar una pandemia en un país sin insumos ni medicinas. Maduro insistió en que las sanciones limitan al país para la adquisición de insumos. Señaló que sigue la persecución contra todos los barcos que traen productos a Venezuela y los que exportan petróleo de Pdvsa. «Pido al canciller de la República (Jorge Arreaza) que asuma de manera inmediata la gestión para que el gobierno de Estados Unidos, en medio de esta pandemia, levante todas las sanciones injustas e ilegales para perseguir las finanzas y el petróleo de Venezuela».

Nueva cantidad. De 20 casos descartados de coronavirus en el país, dados a conocer el martes, subió la cifra a 30. Dijo que gracias a la OMS se cuenta con pruebas diagnósticas. Asimismo, informó que hay 46 hospitales para atender a los afectados. «Pido toda la cooperación humana, del personal de salud, en espíritu nacional, para salir adelante y atender a nuestro pueblo».

Sentido común. Consultado acerca de la posibilidad de una «tregua política», Maduro la descartó pues considera que el «sentido común» debería llevar a cualquier persona a ponerse al servicio de esta causa para colaborar con la gente. «Demos un paso al frente. No se trata de una diferencia ideológica, una confrontación o pleito estéril, sino de la vida y la salud del pueblo. Apelo a los mejores sentimientos humanos del pueblo».

Apoyo chino y cubano. Maduro informó que desde China llegaron equipos y kits de pruebas diagnósticas. También están pidiéndole al gigante asiático, donde se originó la enfermedad, expertos para que expliquen sus conocimientos a los venezolanos. También informó que importaron 10.000 unidades de Interferón desde Cuba. Afirmó que ese medicamento serviría para tratamiento contra el virus, lo que aún no ha sido confirmado por la OMS. «Ha sido un gran éxito, sobre todo en la crisis china. Es reconocido por el gobierno chino y la OMS».

Fuente: El Nacional