Por una infidelidad: Mató de un tiro en el pecho a su mujer venezolana en Barranquilla

De un balazo en el pecho un hombre mató a su mujer. La víctima era venezolana y tenía 18 años. El homicidio ocurrió, la noche del sábado 7 de marzo, en Barranquilla.


Yahismar Mayerlis Ochoa Búdez vivía desde hacía dos años con Carlos Andrés Sánchez Ibarra, de 26 años. La mujer dio a luz a una niña hace 4 meses.

La venezolana fue asesinada cuando reclamó una infidelidad. El crimen sucedió, sobre las 10:00 pm, en el sector La Loma, del barrio Barlovento, en Barranquilla.

Una testigo declaró al diario El Heraldo cómo se desarrollaron los hechos.

“Yasmi (como le decían a la víctima) llevaba dos años de convivencia Carlos Andrés Sánchez Ibarra, de 26 años. Él tiene el problema, es muy mujeriego”, contó la fuente.

 “Anoche (sábado) estábamos en la casa, ella estaba cocinando carne, arroz y tajadas, mientras yo tenía a la bebé en las piernas. En cierto momento, ella se fue para el baño y, como el baño queda en el patio y no tiene techo, se asomó y parece que en otra casa vio a Carlos besándose con una vecina y se formó la discusión”, continuó.

La mujer contó al citado medio colombiano que Yahismar “entró a su cuarto y rompió varios enseres y  una cartelera que le había hecho a Carlos como regalo por su cumpleaños número 27, que ya se aproxima. Además arregló la maleta y dijo que se iba a ir”.

Yahismar salió a una vivienda de la acera del frente, para conversar con una vecina, a quien le había dicho sería la madrina de la bebita.

“En eso llegó Carlos a la casa buscándola y, al no encontrarla, sacó el arma –un revólver calibre 22 que siempre carga encima– y me dijo que si ella seguía con esa cantaleta le iba a tener que meter un tiro”, manifestó la testigo.

Carlos ubicó a su pareja. Discutieron  y estando en la parte de atrás de la casa de la vecina le disparó en el pecho. “Posteriormente huyó aprovechando que el sector es una invasión y está rodeado de monte”, se señaló en El Heraldo.

Yahismar, herida de muerte, fue traslada por allegados y un hermano, de 15 años, al Hospital Barranquilla, donde murió antes de la medianoche.

La víctima “había cumplido 18 años el pasado 25 de diciembre y hace dos años llegó a Barranquilla, tras haber vivido en Arauca y en Perú”.

Fuente: Panorama