Los mercados se desploman en todo el mundo

La nueva semana comienza con una caída de los principales mercados bursátiles y con el petróleo registrando sus peores pérdidas en casi dos décadas. Les explicamos qué es lo que sucedió en las últimas horas y qué provocó la situación actual en los mercados, reporta RT.

Los precios del petróleo cayeron hasta un 30 % cuando se iniciaron las sesiones en Asia la mañana de este lunes, y el valor del crudo de marca Brent sufrió la mayor caída desde la Guerra del Golfo en 1991, registrando un descenso de más del 31 %, hasta 31,2 dólares por barril. Mientras tanto, el estadounidense West Texas Intermediate (WTI) registró una caída del 32 %, hasta los 27 dólares por barril.

El desplome en los precios del crudo desencadenó una baja de valores masiva en los principales mercados bursátiles, que ya se vieron sacudidos por el brote de coronavirus.

Todos los índices clave de la región Asia-Pacífico cerraron el lunes con una caída de entre el 3 % y el 7 %. Así, los índices japoneses Nikkei 225 y Topix cayeron hasta un 5 %. El índice Hang Seng de Hong Kong (China) se desplomó un 4,23 %, mientras que el Kospi de Corea del Sur cayó el 4,19 %. En la India, el Mumbai Sensex cayó más de 1.500 puntos o hasta el 4,2 %, mientras que el NSE Nifty cayó un 3,9 %.

Los mercados europeos también se han derrumbado. El índice británico FTSE 100 cayó un 8,8 % en las primeras operaciones tras la apertura de la Bolsa de Londres este lunes y alcanzó su mínimo de tres años. Las bolsas de valores de París y Fráncfort también se desplomaron más de un 7 %. El índice alemán DAX abrió las cotizaciones de este 9 de marzo con una caída de un 7,8 %. Por su parte, el CAC 4, importante índice bursátil francés, cayó un 7,5 %. El Ibex 35 de Madrid también descendió más de un 7 % hasta los 7.760 puntos, mientras que el índice italiano FTSE MIB perdió más del 11 %, bajando hasta 18.482 puntos.

Mientras tanto, las operaciones en Wall Street se han detenido inmediatamente después de la apertura este lunes, ya que los principales índices, Dow Jones Industrial Average y S&P 500, cayeron más del límite diario del 5 %, lo que provocó una pausa automática de 15 minutos.

¿Por qué sucedió?

El pasado jueves, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) propuso a los integrantes del pacto OPEP+ realizar un recorte adicional de la producción petrolera de 1,5 millones de barriles por día en respuesta a la reducción de la demanda mundial de hidrocarburos debido a la epidemia del coronavirus.

No obstante, las partes no lograron llegar a un acuerdo. Como resultado, a partir del 1 de abril se cancelarán todas las obligaciones de las partes del acuerdo para limitar la producción de combustible, mientras que uno de los principales importadores de petróleo, China, todavía está luchando contra el brote de coronavirus.

En respuesta al fracaso del pacto, Arabia Saudita realizó el recorte de precios oficiales más drástico en al menos 20 años y comunicó a los compradores que aumentará su producción de crudo en hasta 2 millones de barriles por día. La medida de Riad provocó la dramática caída de los precios del petróleo, lo que llevó al desplome de los mercados financieros en todo el mundo.

«Desastre financiero»

Mientras tanto, varios expertos califican de «desastre financiero» esta nueva onda de choque que está a punto de atravesar la economía mundial, un desastre que «podría tener más repercusiones globales» que la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

«Algo así podría tener más repercusiones globales que una guerra comercial entre China y Estados Unidos, porque el petróleo afecta a muchas cosas en la economía mundial», señaló a Bloomberg el director de Energía, Clima y Recursos de la compañía Eurasia Group en Londres, Rohitesh Dhawan.

«El descenso de los precios del petróleo evitará que la gente regrese a los trenes, aviones y automóviles, así como la estimulación de los sectores económicos más afectados», subrayó, por su parte, Stephen Innes, el estratega jefe de mercado de Asia de Axicorp Ltd. «Pero ahora tenemos un desastre financiero que se está gestando en forma de colapso de la industria del esquisto», advirtió el experto.

 

 

 

Fuente: RT