Madre e hijos mueren carbonizados a causa de un cortocircuito en Lara

Gritos desesperados alarmaron a todo los vecinos de Lomas Lindas en Las Tinajitas, quienes salieron a intentar apagar el fuego que consumía un ranchito, en cuyo interior estaban una mujer y sus dos hijos de 4 y 6 años. Sin embargo, los esfuerzos fueron en vano y la familia entera murió carbonizada.

Bernalis del Carmen Durán, de 31 años, estaba durmiendo junto a sus hijos, (el niño de 6 y la niña de 4 años), pero a las 2:00 de la madrugada de ayer, aparentemente, una sobrecarga eléctrica causó un cortocircuito a un teléfono celular que se estaba cargando, lo que encendió las llamas que poco a poco se fueron propagando por todo el cuarto.

Fuentes policiales presumen que como la dama junto a los bebés estaban dormidos no se dieron cuenta al momento de lo que estaba ocurriendo y por eso las llamas llegaron hasta algunas tapas de acerolit del techo.

“Todo ocurrió demasiado rápido. Escuchamos los gritos y cuando salimos no sabíamos ni cómo hacer porque las llamas eran muy altas. Tratamos de apagar con agua, pero no logramos rescatarlos”, dijo con tristeza un vecino de la comunidad.

Las tapas de zinc y acerolit quedaron chamuscadas, la cama en donde dormía Bernalis con los niños fue consumida en su totalidad por las llamas.

Un vecino contó que la bombona de gas no explotó, pero presumen que haya sido el gas de la nevera que hizo que las llamas consumieran toda la vivienda.

Los Bomberos de Iribarren llegaron hasta el sitio del suceso y terminaron de apagar las llamas, mientras que esperaban para iniciar las investigaciones para saber qué habría originado el incendio, además debían esperar por funcionarios del Eje de Homicidios del Cicpc para hacer el levantamiento de los cadáveres y trasladarlos hasta la morguecita.

Durante la mañana estaban los vecinos en los alrededores de la vivienda, todos estaban consternados por la tragedia familiar. Contaron que Bernalis era una excelente persona y siempre pendiente de sus niños “hasta su último suspiro”, dijo un allegado.

“Esa muchacha tuvo que proteger a esos niños para que no se quemaran, pero nadie pudo salvarlos. Eso es lo que más nos duele”, comentó una vecina de Bernalis.

Detallaron que la madre de Bernalis vivía muy cerca de su ranchito y fue una de las que llamaron los vecinos para darle la mala noticia.

LA PRENSA trató de ubicar a los familiares de la joven para que dieran su versión de lo ocurrido, pero no pudo ser posible, pues no se encontraban en la comunidad.

Fuente: La Patilla