Piedad Córdoba: «Los problemas de Venezuela no son tan grandes como los quieren mostrar»

La exsenadora colombiana, Piedad Córdoba, aseguró que «en Venezuela sí hay problemas pero no son tan grades como los quieren presentar aquí (Colombia). Vas a ese país y se ve un bloqueo muy fuerte por Estados Unidos, ves un gobierno que trabaja, que está muy preocupado por lo que pasa».

En una entrevista con Juan Manuel Ospina, analista, Córdoba se refirió a Venezuela y la crisis política que atraviesa. Señaló que «esa negociación con la oposición la venden como la gran solución pero es una negociación con los partidos minoritarios. Una trampa para la oposición de Juan Guaidó».

La exsenadora aseveró que «a Juan Guaidó no le cree nadie ya, en ningún lado, la gente hace chiste de él» pero continúa ahí. Para ella, Guaidó es un invento de Oswaldo Cisneros Fajardo, un empresario venezolano de padres con raíces cubanas que ha incursionado en diferentes áreas de negocios y quien invirtió $800 en la actividad petrolera venezolana mediante la empresa mixta Petrodelta, en sociedad con Pdvsa.

Córdoba con Maduro

Piedad Córdoba considera que el Gobierno de Nicolás Maduro se preocupa por Venezuela. En sus múltiples viajes al país ha podido constatar, según ella, que Maduro aún con toda la situación que se vive, «se preocupa por darle comida a la gente, por pensionar a los mayores, por entregarle casas a los que no tienen».

«A Maduro le ha tocado bailar con la mafia, le ha tocado duro y lo que se ve de él, no es lo que es realmente. Él es un hombre muy espiritual. Tiene a su equipo que todos son así», dijo Córdoba al referirse a Maduro y su equipo, entre ellos a Delcy Rodríguez con quien ha compartido en sus viajes a Caracas y hasta le ha manejado.

En sus declaraciones queda claro la relación existente entre Córdoba, Rodríguez y José Luis Rodríguez Zapatero quienes para ella, están dispuestos a buscar y mediar para conseguir una solución a los problemas de Venezuela.

La exsenadora además se refirió a Jorge García Carneiro, gobernador del estado Vargas, con quién se reunió en su última visita al país en la que aprovechó de visitar el nuevo estadio de béisbol, que lo hizo su ahijado Alex Saab y el cual considera es una obra costosa.

Asimismo, resaltó que de hacerse elecciones en Venezuela participe o no Nicolás Maduro, el chavismo volvería a ganar. Comentó además que los fallecidos Hugo Chávez y Fidel Castro se reunieron en su momento, para decidir que Maduro fuese el sucesor de Chávez. «Cuando muere Chávez todos pensaban que sería Rafael Ramírez y hasta Diosdado», dijo.

Fuente: El Pitazo