Quiso conquistar a una mujer jugando a la ruleta rusa y se mató en el primer disparo

Un suceso insólito sacudió el vecindario de Pierrefitte, un suburbio de París (Francia) tras el desafortunado final del gerente de un bar al encontrar la muerte por querer impresionar a una mujer jugando a la ruleta rusa.

El hombre de origen turco colocó un proyectil en su arma y dio vuelta al tambor para luego dispararse en la cabeza, como usualmente lo hacen los participantes del mortal juego de azar.

La víctima de 47 años quería conquistar a una joven. “Puso una bala en el revólver de calibre 357 Magnum e hizo girar el tambor. Se mató al primer disparo”, indicó una fuente cercana a la investigación al semanario francés Le Point.

La mujer reveló a las autoridades que el individuo, cuya identidad se mantiene en reserva, había consumido alcohol y drogas durante su jornada de trabajo.

El hecho se registró a las 2:55 de la madrugada cuando el Bar Express ya había cerrado. Al lugar llegaron los bomberos y policías aunque nada pudieron hacer debido que el hombre había fallecido en el acto.

Las autoridades iniciaron una investigación al respecto para determinar las causas y las circunstancias en el que sucedió el hecho.

Un evento similar ocurrió en el 2019, cuando una joven de 23 años fue trasladada de emergencia al Hospital de Tucumán, pero desafortunadamente falleció horas después. La mujer también había estado jugando a la ruleta rusa y uno de los tiros atravesó su ojo izquierdo causándole la muerte.

Fuente: La Patilla