Alemania: Al menos 30 heridos deja atropello masivo en un desfile de Carnaval

Un atropello masivo dejó al menos 30 personas heridas, entre ellas niños, este lunes en un desfile de Carnaval en Volkmarsen, en el centro de Alemania.

Henning Hinn, de la dirección de la Policía del Norte de Hesse, explicó que un joven de 29 años de edad fue detenido en el lugar de los hechos. El hombre condujo a propósito su auto contra la multitud que participaba en el desfile. Medios locales apuntan que tiene nacionalidad alemana.

«No partimos de la base de que se trate de un atentado», aseguró Hinn, ante las preguntas de los periodistas dado que hace menos de una semana un racista declarado mató a tiros a 10 personas en un atentado xenófobo en Hanau.

El departamento de Interior del «Land» de Hesse, al que pertenece Volkmarsen, matizó, sin embargo, que no se descarta un ataque de motivación política.

«Debido a la situación sobre el terreno no se puede descartar un atentado», indicó un portavoz del departamento.

La Fiscalía General de Fráncfort asumió la investigación por un presunto delito de intento de asesinato. El fiscal Alexander Badle explicó al diario Bild que el conductor no estaba borracho. Pero, a consecuencia de las heridas que sufrió, no pudo ser interrogado.

El presidente de la Policía de Fráncfort, Gerhard Bereswill, indicó que 30 personas están heridas, 7 de ellas de gravedad.

La policía había apuntado previamente que entre los afectados hay un número indeterminado de niños pequeños. Por el momento no se ha confirmado ninguna muerte.

Celebración del Carnaval

El atropello masivo se originó sobre las 2:30 pm hora local, cuando se celebraban los tradicionales y concurridos actos de carnaval. Así lo informó la dirección de la Policia de Kassel.

Un vehículo Mercedez-Benz arremetió contra un lugar donde se acumulaba un gran número de espectadores de la marcha y se adentró casi 30 metros en el grupo, según testigos.

El vehículo se había saltado previamente la prohibición de circular por esa zona cerrada al tráfico por las celebraciones. Algunos testigos apuntaron que el conductor pareció acelerar, un extremo que no ha confirmado la policía.

Las primeras imágenes del lugar mostraban el Mercedes-Benz con abolladuras en el frontal y el parabrisas agrietado en medio de una calle llena de policías y bomberos, con disfraces y complementos abandonados por el suelo.

Emergencia

Los equipos de emergencia destacados para la protección de los actos de carnaval asumieron de inmediato la coordinación de la atención a las víctimas.

Además, al lugar se ha desplazado una docena de ambulancias, así como numerosos agentes de la policía y equipos de bomberos. Se solicitó la colaboración de un helicóptero para poder trasladar a los heridos más graves.

Hesse suspendió los desfiles de carnaval previstos para esta noche en ese estado federado.

Fuente: El Nacional