Hallan en México a bebé de cinco meses que había sido arrebatada a su madre por desconocidos

Este miércoles, la Fiscalía General del estado de Coahuila (norte de México) informó sobre el hallazgo del cuerpo de una bebé de cinco meses que fue arrebatada de los brazos de su madre por desconocidos.

El cuerpo de la bebé fue ubicado hoy en un terreno baldío en la calzada Antonio Cárdenas de la ciudad de Saltillo. Las autoridades informaron que el cadáver será trasladado al Servicio Médico Forense para determinar la causa de muerte.

Mientras tanto, peritos y agentes de Investigación criminal recaban indicios en el terreno baldío en el que fue encontrada Karol Nahomí para incorporarlos a la carpeta de investigación del caso.

El martes, un hombre y una mujer arrebataron a Karol Nahomí de los brazos de su madre y luego huyeron en un vehículo Tsuru, color amarillo, cerca de la colonia Bellavista de Saltillo, capital de Coahuila.

Tras la sustracción de Karol Nahomí, la Fiscalía para Personas Desaparecidas activó la Alerta Ámber, que consiste en un programa para localizar a niños y adolescentes desaparecidos que se encuentran en riesgo inminente.

Las autoridades municipales y estatales implementaron un operativo de búsqueda en la zona cercana al rapto de la bebé.

Fue hasta este miércoles al mediodía que agentes de la Policía de Saltillo localizaron debajo de un árbol el cuerpo de Karol Nahomí. Medios locales refieren que el hallazgo ocurrió a unos 400 metros de donde fue raptada, en la colonia Bellavista.

La Fiscalía de Coahuila sigue varias líneas de investigación en este caso, aunque el martes descartó que en la zona operen grupos delictivos dedicados al tráfico de órganos, como se especuló en redes sociales.

Indignación

La desaparición y homicidio de Karol Nahomí causó mucho enojo en México, que aún discutía sobre el brutal feminicidio de Fátima Cecilia, una niña de 7 años que desapareció en las puertas de la escuela Enrique C. Rébsamen, en la alcaldía Xochimilco (Ciudad de México), y que fue encontrada muerta el pasado domingo 16.

México registra un promedio diario de diez mujeres asesinadas y los casos recientes, como el feminicidio de Ingrid Escamilla, una joven de 25 años asesinada a manos de su pareja sentimental, han causado mucha indignación, por lo que miles de mujeres han presionado al Estado mexicano para implementar una política integral que detenga la violencia de género en el país latinoamericano.

La activista Frida Guerrera ha documentado que en lo que va de 2020, se han registrado 265 asesinatos de mujeres por cuestiones de género, de los cuales 20 fueron víctimas menores de 14 años.

Como advirtió recientemente el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), en México, «la violencia feminicida no distingue edad y tampoco se frena frente a niñas y adolescentes que también son víctimas de esta violencia de manera brutal, como es el caso de la niña Fátima».

Para la Red por los Derechos de la Infancia, el nivel de violencia al que están sometidos niñas, niños y adolescentes «demuestra la ausencia de Estado y de estrategias para contrarrestar la violencia generalizada».

Recientemente, la Cámara de Diputados aprobó reformas —que deberán ser ratificadas en el Senado— para aumentar de 45 a 65 años la pena máxima por el delito de feminicidio, así como las penas por abuso sexual a menores de 15 años de edad, al fijar el castigo de entre 10 a 18 años.

No obstante, para algunos especialistas, el aumento de penas no inhibe la comisión del feminicidio, pues como explican organizaciones de derechos humanos, «la gran mayoría de los casos que involucran violencia contra las mujeres continúan sin ser debidamente investigados, juzgados y sancionados por el sistema de justicia, tanto a nivel Federal como local».

Fuente: RT

A %d blogueros les gusta esto: