Amable y servicial, así era »El Gordo Matías» el hombre que esclavizó a tres mujeres en Aragua

Matías Enrique Salazar Moure, de 55 años de edad, acudió el 27 de enero a la Fiscalía del estado Aragua para denunciar la desaparición de su pareja, Morella. Lo que no sabía el hombre es que la mujer había escapado el 24 de enero y denunció que la tenía presuntamente secuestrada desde hace 32 años, reseña El Pitazo.

Salazar Moure mantuvo supuestamente en cautiverio a su esposa, por 32 años, y a otra mujer que no ha sido identificada, por 24 años, según confirmaron fuentes del Instituto de la Mujer de Aragua (IMA). Con esta última dama tuvo una hija que actualmente tiene 20 años de edad y que sería la tercera víctima.

Claves sobre la vida paralela de Matías antes de convertirse en secuestrador

1) Matías era conocido en El Limón y Maracay como un hombre amable y servicial. Algunos vecinos lo definen como genio porque siempre tenía una solución a los desperfectos que se presentaban en las Torres C y D de residencias Los Mangos, donde tenía dos apartamentos y dos vidas paralelas: una con Morella, a quien mantenía cautiva desde 1988 en el piso 4 de la torre C, y otra con una mujer que se llevó a vivir en 1996 a la torre D, también en el piso 4. Con esta última convivió la mayor parte del tiempo.

2) La vida de este hombre afectuoso, según testimonios recopilados por El Pitazo, era un misterio. “Yo pensé que era ingeniero”; “a mí una vez me dijo que era abogado”, cuentan los que vivieron a escasos metros de él y que ahora comienzan a atar cabos y a encontrar respuestas a muchas de sus preguntas.

3) Matías se crió en Las Mayas, en el municipio Mario Briceño Iragorry de Aragua. Es hijo de Margarita Moure Guevara y el Tcnel. (Av) Matías Salazar. Tiene cuatro hermanos que viven fuera de Venezuela: Andrés, Henry, Alfredo y Nancy.

4) “Era un tipo amistoso, que se llevaba bien con todos. Además, confiable para hacer negocios. Muchos vecinos negociaban con en él para compra y venta de dólares”, relató uno de los vecinos que vivía en Las Mayas y ahora está en otro país.

5) Una vecina de Los Mangos coincidió con él varias veces en el ascensor y en las escaleras, y aportó algunos datos a El Pitazo. “Conmigo siempre fue muy cortés y caballeroso; muchas veces me ayudó con las bolsas de la comida. Pero yo tenía la duda sobre qué hacía; una vez le pregunté si era ingeniero y me dijo que era abogado», contó.

Fuente: El Pitazo