Ministerio Público alerta sobre grupos criminales que estafan a través de redes sociales

Por la ejecución de delitos de estafa a través del uso de redes sociales y la digitalización por medio de la usurpación de identidades, el Ministerio Público (MP) acusó a 43 personas en 2018 y a 79 en 2019, informó el fiscal general de la República, Tarek William Saab, este viernes.

«Hoy queremos alertar al país sobre una modalidad criminal que se está extendiendo rápidamente en la sociedad venezolana, que va del uso de redes sociales y la digitalización, cada vez mayor en nuestra actividad social», manifestó Saab.

En declaraciones a la prensa, Saab reportó sobre acciones que está ejecutando el Ministerio Público para desarticular grupos criminales que usan las redes sociales para cometer actos de estafa y fraude bancario.

Explicó cómo es la modalidad en que opera esta ciberdelincuencia y citó algunos ejemplos de personas estafadas, además de destacar la aprehensión de grupos que practicaban estos delitos.

El alto funcionario detalló que su despacho detectó grupos criminales dedicados a la técnica del «phishing», una derivación de la palabra inglesa que significa pesca, y hace alusión al intento de hacer que los usuarios «muerdan el anzuelo» y entreguen información personal.

La práctica más común de estos delincuentes es solicitar a la víctima, a través de correos electrónicos, que ingrese a un link anexo que la lleva a un sitio que falsifica la imagen de una página a la que la víctima tiene acceso.

Como ejemplo de ello puede ser un banco. En esa página falsificada, le inducen a colocar sus datos y claves personales, que son posteriormente robados. Así los delincuentes acceden al correo de la víctima, y a través de él ingresan a sus cuentas en redes sociales. De esta manera suplantan la identidad de esta persona para estafar a sus contactos, comunmente a través de la venta de dólares.

El fiscal hizo un llamado a la población a no hacer transacciones electrónicas a ciegas, a siempre confirmar con una llamada telefónica que la persona que le está ofreciendo un bien está del otro lado del teléfono.

«Si recibe un correo electrónico que le solicite información personal o financiera, no responda. Si el mensaje lo invita a acceder a un sitio web a través de un enlace incluido en su contenido no lo haga», aconsejó.

Fuente: RNV