Mueren catorce niños y otros 39 resultan heridos tras una estampida dentro de un colegio en Kenia

Catorce estudiantes murieron y 39 resultaron heridos en una estampida que se produjo en una escuela en Kenia. La Policía ha abierto una investigación para determinar las causas que provocaron la avalancha humana.

Los hechos sucedieron el lunes cuando los estudiantes se disponían a abandonar el centro educativo, sobre las 17.00 de la tarde (14:00 GMT). La estampida se habría producido mientras los menores «descendían corriendo por una escalera estrecha» en la Escuela Primaria Kakamega (en el oeste del país), según apuntan las autoridades.

Trece de las víctimas murieron en el acto, algunas de las cuales cayeron del tercer piso, y la otra mientras era atendida por los servicios médicos. «Perdimos 14 de ellos (…)Una vida (perdida) es ya demasiado», dijo el ministro de Educación, George Magoha, a Citizen TV. Veinte de los 39 heridos hospitalizados ya han sido dados de alta.

«Hemos iniciado una investigación para saber qué ha pasado exactamente», declaró a la prensa David Kabena, jefe de la policía de Kakamega desde el lugar de los hechos.

La Cruz Roja participó en las labores de rescate.

Otra estampida mortal

La mortal avalancha se produce tan solo dos días después de que veinte personas perdieran la vida y una docena resultaran heridas en otra estampida que se produjo, en esta ocasión, durante un acto religioso en la vecina Tanzania.

Según reza el comunicado de un portavoz del gobierno, el incidente se produjo cuando «los fieles se apresuraron a ser ungidos con aceite bendito», que supuestamente «cura enfermedades». Centenares de fieles se habían congregado en la ciudad norteña de Moshi, cerca de las laderas del monte Kilimanjaro, para escuchar al popular predicador, Boniface Mwamposa.

Los medios locales informaron que siete personas fueron detenidas, entre ellos un pastor de las llamadas Asambleas de Dios, una de las organizaciones pentecostales más grandes del mundo.

Fuente: ABC