Compañía propietaria del helicóptero donde murió Kobe Bryant no tenía licencia de vuelos con mal tiempo

La compañía Island Express Helicopters, propietaria del aparato siniestrado el 26 de enero en el que murió la estrella de baloncesto Kobe Bryant junto a otras 8 personas, no tenía licencia de vuelo por instrumentos, que permite navegar sin tener una visión del terreno durante el mal tiempo.

Aunque el piloto que dirigía la aeronave, Ara Zobayan, sí que tenía dicha certificación, según comunica la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) se tenía que haber limitado a volar de acuerdo a los permisos de la compañía, ya que sus aparatos pueden volar solo con clima despejado y una buena visualidad, informa NBC News.

«Hablando en general, un piloto tiene que observar cualquier limitación de la compañía para la que trabaja, independientemente de sus calificaciones personales», subrayó la FAA.

«Si una empresa no está autorizada a realizar vuelos en condiciones de mal tiempo, el piloto que vuela para esa empresa solo puede realizar vuelos en condiciones visuales», ya que según el portavoz de la FAA, Ian Gregor, en esas condiciones un piloto si se encuentra con una emergencia durante el vuelo, «tiene una amplia libertad sobre cómo responder».

Mientras tanto, Kurt Deetz, expiloto de la empresa, que estuvo transportando a Bryant durante dos años, indicó que la mayoría de las compañías de helicópteros en el área carecen de dicha licencia, porque las condiciones climáticas suelen ser favorables y despejadas y los pilotos suelen guiarse durante los vuelos por su propia visión o por la Referencia Visual de Vuelo (VFR, por sus siglas en inglés).

Anteriormente, se había revelado que la aeronave no estaba equipada con un sistema de alerta de terreno, que podría haber advertido a Zobayan que se estaba acercando a una ladera.

En un comunicado emitido al día siguiente de la tragedia por Island Express Helicopters, la compañía informó sobre el suceso, indicando que estaba trabajando «estrechamente» con la Junta Nacional de Seguridad del Transporte de EE.UU. (NTSB, por sus siglas en inglés) para investigar las causas del accidente. Asimismo, constató que Zobayan era su piloto principal y estuvo trabajando con la compañía durante más de 10 años y tenía más de 8.000 horas de vuelo.

La leyenda de la NBA, junto a una de sus hijas, Gianna Maria Onore —de 13 años—, y otras 7 personas, se dirigía a su academia de baloncesto, ubicada cerca de la localidad californiana de Thousand Oaks, cuando el helicóptero se estrelló en Calabasas (California).

Fuente: RT