La OMS declara emergencia internacional por la propagación del coronavirus

El director general de la Organización Mundial de Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha anunciado este jueves que la cepa del coronavirus originada en diciembre en Wuhan (China) representa una «emergencia de salud pública de preocupación internacional».

«No sabemos qué tipo de daño podría causar este virus 2019nCoV si se propagara en un país con un sistema de salud más débil. Debemos actuar ahora para ayudar a los países a prepararse para esa posibilidad», ha señalado Ghebreyesus durante una conferencia de prensa.

«Declaro una emergencia de salud pública de preocupación internacional ante el brote mundial del 2019nCoV», agregó.

«La razón principal de esta declaración no se debe a lo que está sucediendo en China, sino a lo que está sucediendo en otros países. […] Nuestra mayor preocupación es la posibilidad de que el virus se propague a países con sistemas de salud más débiles y que no están preparados para enfrentarlo», explicó el médico.

Ghebreyesus reiteró su apoyo a las medidas implementadas por Pekín y señaló que «la OMS sigue confiando en la capacidad de China para controlar el brote».

«Como saben, estuve en China hace unos días, donde me reuní con el presidente Xi Jinping. No me quedaba ninguna duda sobre el compromiso de China con la transparencia y la protección de la gente del mundo», afirmó.

No hay razones para poner a China en cuarentena

Al mismo tiempo, el jefe de la OMS señaló que la organización no cree que el brote haga necesario cerrar las fronteras chinas.

«No hay razones para tomar medidas que interfieran innecesariamente con los viajes y el comercio internacionales», declaró Ghebreyesus.

«Hacemos un llamado a todos los países para que implementen decisiones que sean consistentes y basadas en pruebas. La OMS está dispuesta a brindar asesoramiento a cualquier país que esté considerando qué medidas tomar», instó.

El brote de la nueva cepa de coronavirus, que se originó en la ciudad china de Wuhan en diciembre, ha resultado en al menos 170 muertes en este país asiático.

Entre tanto, el número de casos confirmados de infección ha llegado ya a 7.711. Al mismo tiempo, hay más de 12.000 pacientes sospechosos de portar el virus

Fuente: RT