Reportan paralización de Amuay y Cardón

Las dos refinerías que quedaban operativas en Venezuela quedaron paralizadas en los últimos días. Se trata de Amuay y Cardón, pertenecientes al Centro de Refinación Paraguaná.

S&P Global Platts indicó que tuvo acceso a un informe en el que se constató que las refinerías fueron cerradas debido al estado de los destiladores.

Se supo que en Cardón se hizo la paralización para realizar trabajos de mantenimiento en el destilador número 1, que estaba operando 50.000 barriles de crudo al día.

Por su parte, en Amuay ya estaban fuera de servicio los cinco destiladores, por lo que el lunes se cerró por completo.

Una fuente anónima dijo a S&P Global Platts que dentro de aproximadamente tres días reanudarían las operaciones en Amuay, mientras que las reparaciones en Cardón tardarán varias semanas.

Amuay

La refinería de Amuay ha estado funcionando a media máquina desde que en 2012 hubo una explosión de gran magnitud que acabó con la vida de 42 personas y causó más de 80 heridos.

No obstante, a casi ocho años de la tragedia, una serie de componentes del complejo petrolero quedaron inoperativos en medio de la crítica situación de Pdvsa.

«La unidad de craqueo catalítico de 108.000 b/d de Amuay cerró en diciembre; la máquina flexible de 72.000 b/d de la planta está cerrada desde marzo de 2016, y la unidad de coque demorada de 34.000 b/d permanece paralizada por reparaciones», explicó S&P Global Platts.

Aunado con el cierre técnico de Amuay y Cardón, también está inoperativa la planta de asfalto de Bajo Grande.

Centro de Refinación Paraguaná

Este complejo de hidrocarburos es el más grande e importante de toda Venezuela.

Amuay cuenta con una capacidad de refinación de 645.000 barriles diarios y Cardón con 310.000 barriles diarios. Es decir: en total existe una capacidad de procesamiento de 955.000 barriles diarios.

Esa capacidad instalada lo convierte en el segundo complejo petrolero más grande del mundo. Solo lo supera la refinería de Jamnagar en India.

El Centro de Refinación Paraguaná, localizado en el estado Falcón, llegó a aportar 67% de la demanda nacional de combustible.

Puerto La Cruz y El Palito

Las otras dos refinerías de Pdvsa, Puerto La Cruz y El Palito, también están paralizadas.

Puerto La Cruz tiene una capacidad instalada para 187.000 barriles diarios, mientras que El Palito debería procesar 140.000 barriles diarios.

Sin embargo, «están cerradas debido al deterioro de las unidades, falta de crudo ligero para procesar y fallas en el suministro de electricidad», finalizó Platts.

Intento de privatizar Pdvsa

En esta situación de decadencia de la estatal petrolera venezolana, Bloomberg informó este lunes que el régimen de Nicolás Maduro está dirigiendo su esfuerzo en privatizar Pdvsa, y para ello cedería el control de la compañía a empresas extranjeras.

Fuentes revelaron que representantes del madurismo se han reunido con Rosneft, de Rusia; Repsol S. A., de España, y Eni SpA, de Italia.

Fuente: El Nacional