Primer ministro admite errores en la atención de los incendios en Australia

Continúan los incendios forestales en Australia pese a las lluvias que comenzaron a caer. El primer ministro, Scott Morrison, admitió este domingo que pudo haber errores en la atención gubernamental del desastre.

Luego de los catastróficos episodios donde las grandes llamas arrasaron con los estados de Nueva Gales del Sur y Victoria, las temperaturas bajaron y comenzó a llover.

Las autoridades meteorológicas apuestan a que estas se extiendan por varios días, así lo reseñó DW Español​. 

«Hay cosas que se podrían haber manejado mucho mejor sobre el terreno», dijo Morrison en una entrevista a ABC.

Esta respuesta se suscita después que miles de personas manifestaron en varias ciudades de Australia para pedir su dimisión y exigir una respuesta más efectiva del gobierno para atender los incendios y medidas más efectivas  contra el cambio climático.

El primer ministro fue duramente criticado por irse de vacaciones, sin avisar a Hawaii, en plena crisis.

Durante sus visitas a los zonas afectadas, Morrison vio el rechazo de algunos vecinos que se han negado a darle la mano e incluso le han insultado.

En cenizas quedó una superficie equivalente 10.000.000 de hectáreas, una superficie similar a Corea del sur, y destruyó más de 2.000 casas.

Esta catástrofe provocó la muerte de 1.000.000 de animales, incluyendo mamíferos, aves y reptiles.

Fuente: El Nacional