Petro aguinaldo mantiene confundida a población falconiana

Desde el pasado 18 de diciembre que se inició la entrega del Petroaguinaldo, prometido por el presidente Nicolás Maduro, la confusión entre los beneficiarios que pertenecen al sistema Patria y a la población pensionada o empleado público, es palpable.

El medio petro asignado es una realidad indefinida para muchos de los usuarios, así como también para los comerciantes que poseen el método de biopago autorizados para hacer transacciones con la huella digital y la cédula, hecho que aunque ha favorecido a algunos, a otros tantos les ha creado molestia, desconcierto o falsas esperanzas.

Aunque el 20 de noviembre el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, informó, desde la Superintendencia Nacional de Criptoactivos y Actividades Conexas (Sunacrip), que se duplicarían los esfuerzos para que la criptomoneda soberana denominada “El Petro” tuviera “la misma usabilidad que la moneda física para el pueblo”, el contexto de hoy demuestra otra verdad en la que la incertidumbre impera, las colas en los establecimientos de biopago están de manifiesto y las dudas entre los beneficiarios se incrementa.

En este mismo orden de ideas, la Superintendencia Nacional de Criptoactivos (Sunacrip) dio a conocer ayer 26 de diciembre que: “El Petroaguinaldo se entrega en Petros en la Plataforma Patria, los usuarios de Patria pueden usar el sistema de Biopago para adquirir productos y servicios, sin necesidad de tener cuenta en ningún banco, privado o público”, pero esta explicación es insuficiente para muchos usuarios.

En la tarde de ayer circuló por las redes sociales y cuentas de whatsapp un listado de comercios a donde pueden dirigirse los consumidores para hacer uso de su petro obtenido, a las pocas horas algunos de estos locales también publicaron si están o no recibiendo esta forma de pago, a fin de aclarar las dudas existentes.

En el estado Falcón, son diferentes las opiniones que pueden palparse entre los favorecidos, lo que si resulta ser el común denominador es la complejidad que trajo consigo el nuevo sistema implementado por el Ejecutivo Nacional, el cual más allá de combatir la llamada “guerra económica”, mantiene a la población (sea persona natural o comercio) en zozobra ante no conocer el pago con la criptomoneda a través del sistema biométrico, o bien, si debe estar afiliado a la aplicación petroapp, o cualquier otra inquietud que sólo puede ser aclarada, quizás, por la Sunacrip.

Maritza Jiménez, tiene 67 años, es trabajadora jubilada del IVSS y manifestó: “No he podido comprar nada con el famoso petroaguinaldo, en un bodegón de Punto Fijo me dijeron que no lo admiten, en el otro conseguí una cola gigantesca, unos me dicen que lo ahorre y otros que espere al 30 de diciembre a ver si se acortan las colas, vamos a ver qué pasa, ojalá no me lo quiten”.

Críspulo Ferrer, destacó: «En Coro y aquí en Punto Fijo es lo mismo, porque mi hija me lo dijo, yo soy un servidor público y salí a comprar con mi medio petro, contento de haberlo recibido porque he trabajado por mi país, pero yo no puedo aceptar que nadie sepa si raspo la tarjeta del banco de Venezuela o pongo mi huella o entrego el carnet de la Patria».

Fuente: NotiFalcón