Maduro exige al gobierno de Brasil «no apoyar ataques terroristas contra Venezuela»

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, hizo este lunes un llamado al gobierno de Brasil «para que deje de apoyar ataques terroristas» contra Caracas, y exigió al gobierno de Jair Bolsonaro el reintegro de las armas sustraídas el pasado domingo de un batallón militar, ubicado en el fronterizo estado Bolívar.

Durante la madrugada del 22 de diciembre, una unidad militar del sur de Venezuela fue atacada por un comando que sustrajo un lote de armas —120 fusiles y 9 cohetes RPG— y asesinó a un efectivo del Ejército. El Sistema Defensivo Territorial venezolano repelió el ataque, capturó a seis de los asaltantes y recuperó una parte de los materiales sustraídos.

Tras esos hechos, Maduro instó a las autoridades brasileñas a detener inmediatamente a los demás implicados en el robo de las armas que, según el mandatario, pretendían ser utilizadas «para bañar de sangre las navidades venezolanas».

«De 120 [armas] han sido recuperadas 111», dijo Maduro, quien también pidió el apoyo de los pueblos indígenas del sur de Venezuela para capturar a los delincuentes.

El mandatario aseguró que esta operación, que fue desmantelada la madrugada del 22 de diciembre, estuvo «dirigida desde Colombia bajo la conducción y financiamiento de Iván Duque», y supuestamente contó con el apoyo de Jair Bolsonaro.

El mandatario venezolano afirmó que los asaltantes fueron entrenados en Colombia desde el pasado 23 de febrero, para posteriormente dirigirse a Perú, donde supuestamente estuvieron liderados por Vilca Fernández, miembro del partido de la ultraderecha venezolana Voluntad Popular. Posteriormente, ese mismo grupo se dirigió a la frontera de Brasil con Venezuela, «con el apoyo de Jair Bolsonaro», para asaltar la unidad militar.

Maduro recalcó que había leído los comunicados de Perú y Brasil, en el que ambos Gobiernos se desvinculan de los hechos, pero destacó que aún no revisaba el pronunciamiento de Colombia. «Si el gobierno de Perú no estuvo involucrado, pues yo pido que se capture bajo las leyes internacionales al terrorista Vilca Fernández», expresó.

Por su parte, Colombia rechazó estas «infundadas y malintencionadas acusaciones», al considerar que el gobierno de Maduro «sólo busca distraer la atención frente a los graves problemas domésticos, inventándose enemigos externos».

Fuente: RT