Grabó un vídeo para decirle a sus papás que le aplazaron varias materias y se hizo viral

Un estudiante argentino de 17 años, Jeremías  Paletta, no sabía cómo informarle a sus padres que le habían aplazado varias materias y que debía presentar examen en febrero… así que grabó un video. El material no les resultó divertido a los papás, pero se hizo viral.

Jeremías está en 4° año y para pasar a 5° tendrá que aprobar al menos cuatro de las seis materias que reprobó.

Según Clarín, los progenitores  estaban al tanto de las seis materias bajas, pero pensaban que podría rendirlas en este diciembre y terminar el año con el «tema colegio» resuelto.

El jovencito contó a Infobae: «Las notas las entregaron la última semana de clases. Ahí fue cuando me enteré que me llevaba cuatro a febrero y dos a diciembre y no sabía cómo decirles a mis papás sin que se enojaran. Ellos ya me venían amenazando durante todo el año diciéndome ‘más te valga no llevarte ninguna'».

Las 4 materias llevadas para febrero son economía, administración, matemática y sistema de información contable)  y en este diciembre solo podría dar dos: historia e inglés.

Jeremías trató de tomarse el asunto con humor y preparó un vídeo para darles la triste noticia a los padres. El mismo comienza con una serie de placas que simulan «estadísticas» de la Argentina: «En una encuesta en 2012 se descubrió que el 22% de los jóvenes fuman en Argentina», «El mayor consumo de alcohol se da entre los 15 y 19 años» y «Miles de menores de edad roban y se drogan en Argentina».

Luego, remató: «Así que espero que no se enojen cuando se enteren que me llevo cuatro a febrero». La escena aparece ilustrada con una escena de «Piratas del Caribe» donde el pirata es perseguido.

La hermana mayor de Jeremías compartió el video en su cuenta de Twitter y rápidamente se viralizó. Tuvo más de 1 millón de reproducciones.

«El día antes de rendir la supuesta materia que rendía en diciembre les pase el video para que sepan que, en verdad, la rendía en febrero. Lo pasé al grupo de WhastApp que tenemos de la familia pero ninguno de los dos lo vio porque pensaron que no era importante. Después les insistí, lo vieron y se enojaron igual: no cumplió la función de conmoverlos o hacerlos reír. Yo sabía que se iban a enojar, pero intenté que no sea tanto», contó   a Infobae.

Fuente: Panorama