Principal sospechosa en la muerte de falconiana en Surinam es su amiga

La mujer que invitó a Karen Sánchez de 24 años a Surinam para trabajar y le consiguió el pasaje de ida, es la principal sospechosa del homicidio de la joven madre que fue encontrada en la sala del apartamento que compartían al norte de Paramaribo.

La compañera de piso, es una joven coriana de 23 años y quedó detenida por la policía del vecino país al momento de la remoción del cadáver, ya que la joven era la única que acompañaba a Sánchez en ese lugar. Ella fue también quien dio parte a las autoridades y a la dueña del apartamento, además avisó a la familia de Karen vía Whatsapp.

Una nota de prensa de un medio de comunicación de la entidad, explica que la policía la detuvo en el mismo momento de la remoción del cuerpo, además confiscó dos celulares. Luego de las primeras investigaciones, los funcionarios también confiscaron el arma con la que fue asesinada la dama.

La detenida alegó que estaba dormida y no escuchó nada. Sin embrago un residente del lugar, había escuchado gritos, pero no sabe precisar si era un grito de ayuda o el sonido de las damas de fiesta.

Familiares de Sánchez piden a las autoridades que se investigue bien el caso y el cuerpo de la joven pueda ser repatriado a Venezuela para recibir cristiana sepultura. También piden respeto ya que son personas honradas que han perdido a un miembro de su familia de la peor manera.

“Esperamos que se haga lago para que las mujeres dejen de ser tan confiadas y se dejen manipular por falsas promesas de empleos en el exterior que generan buenos ingresos. Esas personas son malvadas, Karen era una buena muchacha”, dijo un familiar.

Karen había alertado a su hermana que está en Panamá para que la ayudara con el pasaje de regreso a Coro, porque ya no quería estar en Surinam, pero no le dio tiempo de reunir el dinero, primero llegó la mala noticia del homicidio de su hermana.

Nunca supo qué pasaba a ciencia cierta, ya que Karen no explicó a su familia los motivos, solo quería regresar. Esas falsas promesas de un empleo con buenos ingresos para sacar a sus dos hijos menores de edad adelante, se convirtieron en el pase a la muerte.

La familia ha enviado una carta a la embajada de Venezuela en Surinam para que les ayuden a tener mayor información y a través de las redes sociales han recibido apoyo de personas que habitan en el lugar.

Este miércoles esperan respuestas de las autoridades con respecto al caso y para repatriar el cuerpo. La familia no descarta que se trate de una red de trata de blancas que engañe a las mujeres para sacarlas del país y luego de tenerlas, exigirles cosas a las que ellas se nieguen y quizás esto sea el caso de Karen.

 

 

Fuente: NotiFalcón